El riesgo de leer la Biblia al azar

¡Seamos sinceras! ¿A quién no le ha pasado que en un momento de tristeza, angustia o desesperanza toma su Biblia y la abre para ver si en la página que le sale hay un mensaje de Dios para el momento que está viviendo? Cerrando los ojos y apuntando a un versículo al azar para comprobar si lo que ahí dice se relaciona con su vida. Confieso que en mis años de adolescencia lo hice muchas veces, en ocasiones me salieron versículos que me alentaron y en otras me que me espantaron, sobre todo cuando salían en el libro de Jueces y de Crónicas.

¿Puedes creer que esta práctica tiene el nombre de bibliomancia? Según el diccionario de la RAE, quiere decir: Forma de adivinación que consiste en abrir un libro por una página al azar e interpretar lo que allí se dice.

La Biblia no fue escrita por Dios para ser usada como un libro mágico al que acudimos para predecir qué nos sucederá o qué pasará en el futuro y mucho menos para tratar de adivinar cuál es la voluntad de Dios para nuestras vidas.

La angustia de saber qué sucederá proviene de un corazón ansioso que no confía en la bondad y en la soberanía de Dios.  Cerrar los ojos y apuntar a un versículo al azar para calmar la ansiedad, en realidad es temor disfrazado de fe. Por inocente que se vea, es usar la Biblia como si fuera una bola de cristal o la ouija.

«Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia» 2 Timoteo 3:16.

Toda la Escritura (no solo un versículo al azar) es el consejo de Dios, no podrás entender lo que Él quiere comunicarte si lo que buscas es una varita mágica para aclarar tu futuro. Toda la Escritura es útil, para enseñarnos lo que es verdad, para alimentar nuestra fe y para corregirnos cuando estamos equivocadas. Toda la Escritura es útil para revelarnos a Cristo y Su evangelio, en ella podemos encontrar la sabiduría que nos lleva a la salvación y que solo se encuentra a través de la fe en Cristo. (Míralo en el versículo anterior)

¿Te das cuenta de que necesitamos mucho más que un versículo al azar?  Nos estamos perdiendo de mucho si no la estudiamos con seriedad y disciplina, pero hay otros riesgos de practicar la «bibliomancia» con la Biblia:

El riesgo de hacer de la Biblia algo que se trate de ti

Cuando escoges un verso al azar no estás realmente interesada en lo que Dios tiene que decir, lo que buscas es una respuesta rápida que calme tu conciencia. Si vas al primer versículo de Apocalipsis verás de qué se trata todo: «La revelación de Jesucristo». La Biblia se trata de un solo tema: Cristo y al leer donde caiga «la suerte» corres el riesgo de hacer de tu lectura algo que sólo se trate de ti y perder a Cristo en el camino.

El riesgo de malinterpretar lo que la Biblia dice

Alguien dijo que leer un versículo fuera de contexto es simplemente un pretexto, un pretexto para usarlo a tu conveniencia. Como por ejemplo, un joven que está tratando de descubrir si es la voluntad de Dios entrar a una competencia de fisiculturismo y encuentra al azar el versículo de Filipenses 4:13 «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece». ¿En serio? Si ese joven leyera el versículo 12, se daría cuenta que Pablo está hablando acerca de la fortaleza que Dios da para permanecer firme por el evangelio ya sea en medio de la abundancia o de la escasez.

Confusión es lo único que obtendremos si no entendemos lo que estamos leyendo; como el famoso cuento del joven que estaba desesperado por saber lo que Dios quería decirle y encuentra en Mateo 27:5 «Judas fue y se ahorcó». Sorprendido, no podía creerlo e intentó por segunda vez y leyó Lucas 10:37 «vé, y haz tú lo mismo». Atónito buscó al azar en otro lugar y encontró en Juan 13:27, «Entonces Jesús le dijo: lo que vas a hacer, hazlo más pronto».

Nos vamos a equivocar si no entendemos el contexto en el cual los versículos fueron escritos. Las 7 flechas de la lectura bíblica pueden ayudarte.

El riesgo de correr a la Biblia solo cuando estás en un aprieto

Cuando nuestra lectura de la Palabra de Dios se limita a los momentos de emergencia estamos perdiéndonos de un torrente caudaloso y reduciéndolo a un grifo que solo gotea.

No te pierdas de toda la riqueza que hay en la Palabra de Dios. Y si en algún momento estás leyendo algo que parece no tener ninguna aplicación en tu vida, convierte ese texto en una oración por los que te rodean o por ti misma. Guárdalo en tu corazón porque se convertirá en una espada de victoria cuando venga el día malo.

La Palabra de Dios puede estar presente en todo tu día si la memorizas y la conviertes en la meditación o la canción continua de tu corazón.

¿Todo lo anterior quiere decir que solo podemos leer la Biblia en orden, libro por libro? ¡Por supuesto que no! Hay muchas maneras en las que puedes alimentarte del pan de vida y la espontaneidad es siempre permitida, Dios puede hablarte a través de Su Palabra como Él quiera.  Pero recuerda que el Dios de la Biblia no hace nada echando suertes ni al azar. ¡Su plan soberano siempre está en acción!

Te recomiendo que sigas estos consejos que pueden ayudarte a acercarte a la Biblia de una manera correcta:

¿Cómo entender mejor la Biblia? 5 Consejos

Las 7 flechas de la lectura bíblica

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión