¿Esclava de las redes?

Allí estaba ella de nuevo, frente a la pantalla, buscando afirmación, halagos, comentarios que la hicieran sentir especial, única, bella o simplemente informada de lo que sucede.

Este era su antídoto para calmar la ansiedad, para el dolor, la desesperanza. Sus acercamientos en muchas ocasiones eran los correctos, pero al final del día ella seguía presa, esclava de lo que al parecer le proporcionaba libertad.

Facebook, Twitter, WhatsApp, Snapchat, Instagram... (la lista continúa) son algunas de las redes sociales más populares en visitas y usuarios.

Aquí las estadísticas para que tengas una idea:

  • Facebook 1.900 millones de usuarios al 2017 logrando crecer 70 millones de usuarios activos. Siendo cinco veces la población de Estados Unidos de América.
  • Twitter tiene 320 millones de usuarios activos en un mes.
  • WhatsApp tiene 1.200 millones de usuarios activos al mes.
  • Snapchat cuenta con más de 150 millones de usuarios activos en un mes. Esta red social orientada principalmente a personas jóvenes ha disminuido su crecimiento desde que Instagram lanzó su servicio Instagram Stories.
  • Instagram tiene más de 700 millones de usuarios activos en un mes. Esta es la red social con mayor crecimiento, ha logrado duplicar el número de usuarios en solo dos años.

Vivimos en la era de los millennials,  generación que domina muy bien la tecnología y esta tiene una participación importante en cada aspecto de sus vidas. Los 2,000 millones de millennials que hay en el mundo (representan el 32,8% de la población) cuentan con el teléfono móvil como su gran aliado y como una herramienta imprescindible para dar a conocer su identidad al mundo exterior.

Aquí un gráfico que nos detalla las plataformas y edades

(Fuente : El mundo España. www.elmudo.es , articulo Así usan los "Millennials “las redes)

Ahora bien, las redes sociales en sí mismas son a-morales y ellas mismas no son pecaminosas, sin embargo, nuestro corazón quebrado por el pecado, hace que el uso de las redes sean una extensión de mi corazón y un nuevo ambiente o espacio para manifestarlo. Creadas con el fin de unir a los amigos, las familias, pero más que eso nos ha hecho distantes, acercándonos a los que están lejos y alejándonos de los que están cerca. Construyendo redes en línea y destruyendo nuestra vida offline, ayudándonos a cambiar el ser por el aparentar, sin contar como elimina nuestros filtros sociales y nos permite hasta burlarnos de los demás.

En Mateo 15:19 Cristo establece de donde provienen nuestras malas obras y pecados, el uso de las redes no es malo, lo malo es nuestro corazón falto de redención, utilizando las redes sociales, sin estas estar bajo el señorío de Cristo. Amada tu y yo nos hemos sumergido en esta corriente y en vez de ser llevadas a un puerto seguro estamos naufragando en un mundo cuyo fin es esclavizarnos a vivir conforme a sus creencias e ideologías las cuales están totalmente divorciadas del propósito de Dios a través de su hijo Jesucristo.

Quisiera que juntas analicemos nuestro uso de las redes sociales: ¿Qué tan a menudo visito mis cuentas? ¿Cuáles son mis motivos al momento de publicar una foto o escribir un mensaje? ¿Cuál es mi actitud al “acosar” los muros de las personas para seguir sus vidas. ¿Permito que mi estado emocional esté influenciado por los “me gusta” que recibo?  ¿Invierto más tiempo de lo que debería en las redes, descuidando así mis prioridades? En resumen, ¿soy esclava de las redes sociales?

El teólogo escocés Sinclair Fergurson dice:

Normalmente, cuando se habla del Nuevo Testamento, de la unión del creyente con Cristo en su muerte, es para destacar la importancia de su muerte respecto al dominio (al reinado) sobre el pecado.

El capítulo 6 de la Carta a los Romanos explica este hecho vez tras vez:  “Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?”; “Sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él [Cristo], para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado”; “Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús”; “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia” (vv. 2, 6, 11, 14)

Pablo nos recuerda que la muerte de Cristo nos hace libre, no permite que seamos esclavas del pecado, ni del uso o exceso de uso de las redes sociales, El rompió nuestras cadenas, para que podamos ser saciadas con su amor, perdón y  gozar de una vida plena y satisfecha en El.

Amada joven verdadera, el sacrificio de Cristo ha sido lo suficientemente valioso para pagar la cuota de nuestros pecados y poder así respirar libertad. Hoy hablamos de las redes sociales, pero igual somos llamadas a no esclavizarnos a NINGÚN pecado si ya has resucitado con ¡CRISTO!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Yanoret Genao

Yanoret Genao

Hija redimida, sierva por amor. Esposa y madre de tres tesoros hermosos. Con una pasión por enseñar y guiar a las adolescentes y jóvenes a atender el llamado de Dios para el cual fueron creadas.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.