Inicia un diario de gratitud

Se acercan las fechas festivas de fin de año en las que todas estamos cargadas de muchos compromisos, agendas llenas hasta el tope, imagino que cada una de ustedes ha tenido un año bien activo, cargado de muchísimas cosas y espero que antes de que se termine podamos apartar un tiempo para reflexionar y dar gracias a Dios por todo lo que Él nos dió, por las experiencias que nos permitió vivir y sabiendo que ellas nos prepararon para ser las jóvenes que somos hoy.

En una ocasión el salmista David dijo lo siguiente: “Te daré gracias, Señor mi Dios, con todo mi corazón y glorificaré tu nombre para siempre. Porque grande es tu misericordia para conmigo; y has librado mi alma de las profundidades del Seol.” (Salmo 86:12-13)

Como me gusta escribir también soy lectora recurrente de algunos blogs cristianos de otras mujeres. Hace algunos años me topé con el blog de Ann Voskamp, esta joven madre de 6 hijos a pesar de tener una agenda muy ajetreada siendo una madre a tiempo completo, apartó una parte de su tiempo hace algunos años para escribir el libro “One thousand gifts” (Un millar de obsequios). La Historia de Ann Voskamp no siempre fue felicidad, al ser hija de granjeros  estuvo rodeada todo el tiempo de un ambiente campestre, tractores y animales. Cuando era niña, su hermana fue aplastada por un camión delante de ella y su madre. Por lo tanto, su madre tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico y su padre no pudo conocer a Dios como salvador.

Voskamp es una esposa y madre que no sonríe siempre por el dolor, pero lucha para creer que en Dios está su gozo, que hay tantos regalos en medio de la aspereza de la vida como en los momentos de celebración. Les recomiendo leer este libro, aquí ella nos desafía a vivir plenamente justo donde estamos, Ann se esfuerza por encontrar el sentido de la vida y abrazar completamente la verdad sorprendente de las últimas escenas de la vida terrenal de Jesús. En las horas previas a la ejecución de Jesús, tomó el pan y dio gracias. Este es un dulce y desgarrador libro que nos da a conocer la maravilla en el olvido a través de la imitación de la acción de gracias de Cristo, también nosotras podemos experimentar una vida de gozo a los pies de Cristo; como lo hizo Ann al tener un encuentro genuino con nuestro Creador.

El leer este libro me motivó a iniciar un calendario de gratitud, si así lo pudiéramos llamar, en donde todos los días anotaba por lo menos 3 cosas en las que daba gracias a Dios en ese día y mi meta era hacerlo el año completo. Sé que esto en el momento en que lo hice me ayudó a no enfocarme tanto en las cosas negativas y las luchas constantes que vivimos en este mundo caído. Me ayudó a tener una perspectiva celestial. "Entrad por sus puertas con acción de gracias, y a sus atrios con alabanza dadle gracias, bendecid su nombre. Porque el Señor es bueno; para siempre es su misericordia, y su fidelidad por todas las generaciones" (Salmo 100:4,5).

Ann es un ejemplo de una mujer piadosa a imitar, ya que a pesar de vivir parte de su vida con un profundo dolor después de conocer a Jesús como salvador eso marcó un antes y un después en su vida; Ahora vive una vida plena en Cristo, satisfecha en Él, así que ¿Te gustaría imitar este ejemplo?

Si meditáramos bien hay más razones por las que deberíamos ser agradecidas que por las que optamos por quedarnos calladas y no hacerlo. El tener un diario de gratitud todo el año cambió mi vida y estas cortas palabras no serían suficientes para decir en palabras lo alentador que fue para mí el leer al final del año cada una de estas acciones de gracias que junto a ellas trajeron recuerdos que conmovieron a mi corazón a rendirme en adoración una vez más, ¡DANDO GRACIAS!

Por eso he titulado el 2016, “un año para dar gracias”. Razones no me faltan para estar agradecida del Señor, su gracia me ha mantenido en pie, el Evangelio ha sido mi esperanza. Dios ha sido demasiado bueno conmigo y ha tenido muchísima misericordia para con mi vida. Este año además, me casé con mi príncipe de resplandeciente armadura (José) después de haber durado varios años aprovechando mi soltería en Cristo y preparándome para recibir a mi príncipe por el cual había orado tanto tiempo. Hoy puedo decir que las experiencias vividas en el año que está finalizando han hecho de mi otra Katerine, una joven nueva en Él y el haber documentado día tras días las razones por las que estoy agradecida, ha renovado mi gozo.

"Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús". (1 Tesalonicenses 5:18)

¿Cuáles serían algunas de esos motivos por lo que darías gracias en tu diario de gratitud?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Katerine Fernández de Genao

Katerine Fernández de Genao

Amada, personada y completa en Cristo; buscando agradarle a  Él con su vida. Arquitecta de profesión y esposa de su príncipe José. Posee un deseo inmenso de ayudar a jóvenes a que juntas puedan ir profundizando más en la Palabra de Dios y así ir aprendiendo cuidadosamente cuáles el real significado de la feminidad bíblica, y lo que significa abrazar Su diseño para nuestras vidas como mujeres aún desde la juventud.

Es colaboradora para los ministerios "Mujer para la Gloria de Dios" y "Ezer". Puedes ver sus escritos en su blog personal: http://katerine-fernandez.blogspot.com/

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.