Llena tu verano de la Palabra: cómo estudiarla

Probablemente estás tentada a solo echarle un vistazo a esta publicación y seguir adelante para ver algo más interesante en tu celular. ¡No lo hagas, por favor! “Como estudiar la Biblia” no es un tema o título tan llamativo o popular, quizá. Pero lo que te quiero compartir hoy podría cambiar la manera que ves a Dios y a ti misma a través de la Biblia. ¡Inserta tu chip de “pensar” y sigue el proceso conmigo!

En la publicación anterior, hablamos de la importancia de estar en la Palabra y de usar algo de nuestro tiempo libre de vacaciones para esa meta. Te compartimos una hoja que puedes usar para profundizar cuando estás leyendo tu Biblia. Hoy quiero mostrarte cómo Dios ha usado este método de lectura y estudio para hacer abundar las bendiciones cuando leo su Palabra.

Hace unos años, mi esposo (el pastor de la iglesia en la cual soy miembro) se dio cuenta que muchos hermanos de la iglesia no leíamos la biblia de manera regular. Como parte de su esfuerzo por ayudarnos en esta área de nuestras vidas, desarrolló una hoja que podíamos usar mientras leíamos. Por algunos meses, todos leíamos el mismo pasaje entre semana y rellenábamos las hojas. Luego, llegábamos a la iglesia y compartíamos. ¡No te puedo expresar la bendición que fue! Provocó un cambio en la manera que yo veía la lectura biblia. Hoy en día no utilizo la hoja todos los días porque ya tengo las preguntas en mente (¡por tanto uso!). Subrayo y anoto en mi biblia. El punto es desarrollar una lectura bíblica atenta e involucrada. Veamos cómo funciona esto…

Si ya descargaste e imprimiste la hoja, vas a poder ver con facilidad lo que estamos haciendo. Si no has podido todavía, te recomiendo que lo antes posible imprimas varias hojas para tenerlas a la mano.

Estamos leyendo Efesios 1:1-14, pero antes de comenzar a leer debemos orar. Salmo 119:18 es un buen comienzo: “Abre mis ojos, para que vea las maravillas de tu ley”. Es importante reconocer que no entenderemos la Palabra de Dios sin la ayuda que Él mismo nos quiere brindar.

La hoja está dividida en tres partes. Cuando nos acercamos a la Palabra, siempre debemos observar, interpretar, y aplicar. Si falta uno de estos pasos, perdemos parte del beneficio de la lectura, o nos quedamos con un entendimiento deficiente. Veamos el proceso paso por paso:

Aquí puedes ver cómo llené la hoja con Efesios 1:1-14.

Observación: ¿Qué dice?

¿Qué conceptos, palabras, o frases son repetidos o enfatizados?

(Esta pregunta resultó ser muy reveladora para nosotros. Mi esposo nos enseñó cómo usar lápices de color para resaltar ideas y palabras repetidas. Cada color representa una palabra o idea repetida. Te comparto un ejemplo y las respuestas que yo encontré.)

  • Cristo Jesús
  • la voluntad de Dios (escoger, predestinar)
  • “para alabanza de su gloria”
  • herencia
  • Dios Padre
  • beneplácito
  • redención (y otras palabras sobre el evangelio)

Contesta las siete preguntas básicas, si aplican. ¿Quién? ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Para qué?

  • ¿Quien? Dios, Cristo, santos, Espíritu Santo
  • ¿Qué? La bendición espiritual de la redención; el evangelio
  • ¿Cuándo? Antes de la fundación del mundo nos escogió
  • ¿Dónde?
  • ¿Por qué?
  • ¿Cómo? Mediante la sangre de Cristo
  • ¿Para qué? Para alabanza de su gloria; para que fuéramos santos; para adopción

¿Cuál es el tema central del pasaje?

(Después de haber leído un par de veces el pasaje, y haber buscado las ideas repetidas y las preguntas básicas, ¡debes tener una buena idea del tema central del pasaje!)

Dios escogió proveer redención a pecadores por medio de Cristo para la alabanza de su gloria.

Interpretación: ¿Qué significa?

¿Qué me enseña acerca del carácter y la obra de Dios?

  • Ha existido desde antes de la fundación del mundo.
  • Es amor.
  • Merece toda la gloria.
  • Tiene toda sabiduría y discernimiento.

¿Qué me enseña acerca del carácter y necesidad del hombre?

  • No somos santos por naturaleza.
  • Tenemos pecado que nos separa de Cristo.

¿Cómo se relaciona con la persona y obra de Jesús?

  • Hemos sido predestinados y escogidos para la bendición espiritual que viene por Cristo.
  • Toda bendición espiritual es por Él.
  • Tenemos una herencia por Él.

En tus propias palabras, explica la enseñanza del pasaje.

Dios, en su gran sabiduría y por su voluntad, ha escogido redimir a pecadores como yo por medio del sacrificio de Cristo, para tener una herencia como hijos suyos.

Aplicación: ¿Qué significa para mi vida?

¿Hay ideas, actitudes, o acciones que debo cambiar?

  • Dejar de pensar que por mis méritos o por mi bondad, puedo ganar el favor de Dios.
  • Aceptar que Dios no me salvó principalmente para mi propio beneficio, sino para la alabanza de Su gloria. Esto significa que la vida no se trata de mí.

¿Cómo cambia mi relación con Dios? ¿con otros?

Con Dios: una profunda gratitud por su amor y misericordia. Entiendo que no me relaciono con Él con base en mi bondad, porque eso no existe.

Con otros: cada pecador es igualmente pecaminoso. No soy mejor que nadie, así que no debo verlos con actitud de desprecio o crítica. Debo desear para otros lo que Dios desea—que sus vidas sean para la alabanza de Su gloria.

¿Existe una promesa que creer o mandamiento que obedecer?

¡Tengo la garantía de mi herencia en Cristo, y esa garantía es el Espíritu Santo!

¿Cómo me hace sentir más gratitud por Cristo?

Su gracia me ha sido impartida gratuitamente. Su obra hace posible mi herencia.

¡No está tan complicado! ¿Crees que lo puedas hacer? No tienes que cambiar tu plan de lectura (si ya estás usando uno). Sólo usa estas preguntas para entender más del pasaje que leas cada día. No siempre habrá respuestas para cada pregunta. Pero este hábito cambiará tu forma de ver la Palabra, a Dios, a otros, y a ti misma.

¿Tienes alguna pregunta o comentario sobre este tema? Compártelo en la sección de comentarios. ¡Mañana seguiremos con esta serie viendo el mayor beneficio de estudiar la Palabra de Dios!

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Susi Bixby

Susi Bixby

Susi tiene 20 años de casada con Mateo, y ama a sus tres regalos de Dios: Aaron, Ana y David. Deseando vivir el diseño de Dios para su vida, se esfuerza por dedicar la mejor parte de su energía a su hogar y su familia. Tiene el privilegio de ser esposa de pastor en la Iglesia Bautista la Gracia en Juárez, Nuevo León, México. También disfruta dar clases y consejería a las alumnas de la Universidad Cristiana de las Américas en Monterrey, México. Le encanta estudiar y compartir la Palabra de Dios porque es “viva y eficaz” para perfeccionar a cada creyente. Publica artículos en www.palabraygracia.com.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión