Ni aun se nombre

 

Entre ustedes ni siquiera debe mencionarse la inmoralidad sexual, ni ninguna clase de impureza o de avaricia, porque eso no es propio del pueblo santo de Dios.

Efesios 5:3 NVI

Hace muchos años, cuando era solo una pequeña niña, vi una película basada en un cuento de hadas sobre dos hermanas, una dulce, pura y bondadosa y la otra… bueno, la otra era todo lo contrario. Debido a un hechizo las palabras que salían de su boca se convertían en objetos, así que de la boca de una salía perlas, flores, diamantes y demás piedras preciosas mientras que de la de otra brotaban ranas e insectos. ¿Si te hechizara un hada de igual manera… qué saldría de ti?

Vayamos a una época más reciente, sin dinosaurios alrededor… Unas semanas atrás luego de escuchar repetidas veces una canción que está muy de moda últimamente terminé entonando el coro en todas partes, incluso en lugares inapropiados y en momentos inapropiado... Pero peor aún es lo que fue causando en mi mente, poquito a poquito la canción fue llevándome a meditar en cosas impuras y de ahí a anhelar esas cosas... y amiga de anhelar el pecado a caer hay 1 solo paso. ¿Por qué crees que me sucedió eso?

Bueno, la Palabra de Dios nos dice que de la abundancia del corazón habla la boca, de manera que cuando en Efesios en el versículo que está más arriba se nos invita a que “ni siquiera mencionemos” estas cosas… podemos llevarlo un poco más allá y entender que se nos está pidiendo que no tenga ni centímetros de espacio en la mente o el corazón.

Amadísima, permíteme preguntarte algo, ¿pondrías un saco de excremento en tu boca si te lo pido? ¿te alimentarías de eso? ¿Me dejas adivinar tu respuesta? Seguramente es un ¡NO! rotundo. Si somos honestas, muchas veces lo hacemos en el sentido espiritual, con lo que vemos, lo que escuchamos, lo que leemos. ¡Llenamos nuestras mentes de basura!

Ninguna clase de impureza

Quizás eres de la que cree que porque no estás consumiendo material explícito en cuanto sensualidad o violencia no pasa nada. ¿Es eso que consumes completamente puro? No “puro” según el mundo o tus propios criterios… Puro nivel BIBLIA. La Palabra nos invita a que “ninguna” clase de impureza siquiera se nombre entre nosotras. Ese comentario en esa serie, esos besos furtivos, esas palabras descompuestas … Todas esas cosas que parecen no ser nada se quedan en el colador… No pasan al otro lado, ¡no son puras!

¿Tampoco avaricia?

Bueno Clara Nathalie … ¡ya estás exagerando un poco!

Mira como lo dice la TLA (Traducción al lenguaje actual):

Ustedes son parte del pueblo de Dios; por eso, ni siquiera deben hablar de pecados sexuales, ni de indecencias ni de ambiciones exageradas.

Es una de las pocas traducciones que no usa el término avaricia y me parece que deja muy claro el punto con “ambiciones exageradas”.  ¿Te has encontrado viendo videos de la youtuber que te encanta y ambicionando más cosas? ¿Como un cuarto de maquillaje igual al suyo? -¿¡En serio alguien puede usar tanto maquillaje!?- Cualquier cosa que alimente un anhelo desmedido por tener más y más y que te haga querer perseguir algo distinto a la gloria de Dios … ¡es algo de lo que debes abstenerte! Y “ni siquiera mencionarlo”.

No se trata solo de evitar

Después de leer todo lo anterior seguro te queda esa sensación parecida a la de ir a un nutricionista que te dice que no debes seguir comiendo todas esas cosas que te encantaban. Adiós chocolate, adiós pizza, adiós gummy bears… ¿entonces con qué me quedo?

Lo que ingerimos tiene efectos a corto y largo plazo en nuestro cuerpo. De igual manera pasa con nuestra mente. No se trata de una larga lista de cosas de las que abstenernos sino más bien de una invitación a deleitarnos en aquellas cosas que Dios ha provisto para nuestro crecimiento y deleite.

Un cambio de dieta en lo que consumes se convertirá en un cambio de mente y esto te llevará a una vida más pura.

Una nueva dieta

Si todavía sigues aquí, tienes deseos de cambiar pero no tienes idea de por dónde comenzar… estas son mis recomendaciones

  1. Consume más Biblia. Sí, pasa más tiempo en la Palabra de Dios, estúdiala, medítala, dibújala, en fin, consúmela hasta que te enamores.

  2. Aléjate de lo artificial. Invierte tu tiempo en cultivar relaciones genuinas con conversaciones profundas y no solo sobre cuánto les gustó el último capítulo de tu serie preferida.

  3. Más libros y menos tele, Netflix, etcétera… Este consejo parece aburrido pero me lo agradecerás después. Si ves 1 hora diaria de estas cosas sustitúyelas por 1 hora de lectura de un libro que te ayude en tu crecimiento como creyente.

  4. Usa tu tiempo sabiamente, ¡no desperdicies tu tiempo amadísima, inviértelo con sabiduría!

  5. Pon una alerta en tu mente y en tu corazón que diga ¡peligro, peligro, alma en peligro! cada vez que escuches, veas o digas algo impuro

  6. Persigue la pureza y la santidad… Imagínate que son un tesoro que irás guardando hasta que veas a Aquél que es tres veces santo cara a cara.

  7. Llénate del Espíritu. Para que esto sea posible es necesario un cambio total de naturaleza y esto solo puede hacerse con el poder del Espíritu de Dios. 

  8. ¡Recuerda el Evangelio! Recuerda que ya fuiste hecha justa a través del sacrificio de Cristo, abraza esta justicia y camina en ella, y corra a la gracia que Él ofrece cuando falles.

¿Todavía estás aquí? ¡Gracias por llegar al final! Ahora… te invito a que corras a Dios en oración y le pidas que te muestre esas áreas en tu vida que necesitan ser purificadas.

¿Hay algún libro que nos recomiendes? ¡Déjalo abajo en la sección de comentarios!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación