No desees que esta temporada termine

Si sientes que solo estas pasando a través de los movimientos en la vida, apretando los dientes al caminar tristemente mientras haces cosas ordinarias que se sienten tan insignificantes, incluso sin sentido. Te estoy escribiendo a ti.

Porque allí es donde yo encuentro mi corazón hoy.

Me siento atascada en una temporada en particular de mi vida, una temporada callada que se siente insignificante-casi patética y muy solitaria.

Y he encontrado a mi corazón acogiendo una gran fiesta de lástima en honor a la vida simple y sin glamor que llevo estos días.

Lentamente pero seguramente, la mentira de que esta temporada es inservible ha avanzado sigilosamente a mi corazón y se ha establecido allí. “Sin valor” es lo que se ha repetido en mi cabeza por meses, y he anhelado una temporada diferente, seguramente una mejor temporada, que venga para que pueda comenzar a sentirme útil en lugar de inservible.

Me pregunto si es allí donde también se encuentra tu corazón.

  • ¿Estás despreciando los pasillos de tu preparatoria y la tarea asignada da cada día? ¿Anhelas el día en que vas a comenzar a hacer una diferencia real cuando llegues al campus de la universidad?

  • ¿Estás quejándote durante cada clase en la universidad, creyendo que serás inútil hasta que finalmente entres al “mundo real?

  • ¿Sueñas con un empleo diferente o habilidades diferentes o una esfera de influencia diferente a la que tienes actualmente?

  • ¿Has comprado la idea de que Dios no puede usar a una joven como tú?

¿Crees que si todas tus circunstancias presentes fueran diferentes, entonces podrías ser usada por Dios? ¿Entonces podrías ser importante, efectiva, enérgica y fiel?

El hilo que une estos pensamientos es el engaño, hablado por el enemigo. Si él puede atraparnos en que pensemos que nuestra temporada actual es inútil, entonces él puede dejarnos inefectivas para el reino de Dios, temporada tras temporada.  

Pero Dios es suficientemente poderoso para librarnos de tales mientras. La verdad es que:

Ninguna temporada es inservible. Ninguna temporada es sin sentido.

Tus años como estudiante no son sin valor.

Tus años de soltería no son sin valor.

Tu empleo de salario mínimo no es sin valor.

Tus años de adolescencia no son sin valor.

Dios quiere obrar Sus propósitos y Su plan en ti y a través de ti, sin importar tu etapa de vida. Él es Dios; Él puede tomar cualquier cosa aparentemente sin valor y tornarla en algo impresionante y glorioso.

Aprovechando bien el tiempo

Este es Su llamado a nosotras:

Por tanto, tened cuidado cómo andáis; no como insensatos, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Así pues, no seáis necios, sino entended cuál es la voluntad del Señor. (Ef. 5:15–17, énfasis agregado).

Vamos a enfocarnos en esa pequeña frase, “aprovechando bien el tiempo”.

Hoy escuche un mensaje sobre este pasaje de Efesios. Ya lo había escuchado antes, pero Dios habló de nuevo a mi corazón a través de las palabras del Dr. Eric Mason y me hizo estar dolorosamente consciente de lo mucho que he estado desperdiciando el tiempo.

Esta es la frase que se quedó grabada en mi corazón. Espero que también en el tuyo:

“Maximiza cada etapa que el Señor te da”.

Maximizar: incrementar (algo) tanto sea posible; usar (algo) de manera que se obtengan los mejores resultados.

¿Cómo podemos tú y yo comenzar a maximizar nada temporada de vida que Dios nos ha soberanamente, sabiamente y misericordiosamente dado? Aquí hay dos pasos que cada una de nosotras podemos tomar hacia la dirección correcta.

1. Deja de comparar

Ves a tu alrededor y observas como otras chicas están sirviendo en tu grupo de jóvenes, como están hacienda cosas maravillosas en las redes sociales, como están alcanzando a otros con un blog o un alcance, y quieres también ese tipo de ministerio. Pronto, la visión de túnel se desarrolla en tu alma, cegándote a las formas en las que no te comparas con esas chicas y dejas de ser totalmente efectiva para Dios

He estado allí. Soy propensa a desarrollar un serio caso de envidia al ministerio, anhelando las formas en las que ellas sirven con las habilidades que ellas tienen, en lugar de ver las oportunidades que están justo frente a mí.

Me encanta la forma directa en la que Dr. Mason lo dice: “Deja el ministerio de la comparación”.

No solo la comparación roba tu gozo, también te hace menos efectiva para Dios.

Necesitamos dejar de ver a nuestro alrededor sintiendo envidia de la forma en la que Dios está usando a otras. Él sí tiene una misión para nosotras, pero necesitamos comenzar a verlo a Él, pidiendo por nuestra misión individual, en lugar de desear la misión de alguien más.

Deja a un lado el peso de la comparación, y comienza a orar para que Dios te muestre las oportunidades justo frente a ti en tu temporada actual.

2. Comienza a hacer

Al orar por oportunidades, y al comenzar a reconocerlas, no las dejes ir. Ve por ellas. Salta ante la oportunidad de servir a Dios con pasión en tu corazón y fuego en tu alma.

Si valoramos cada temporada y oramos intencionalmente por formas en cómo maximizar el tiempo, no queremos desperdiciar ningún momento.

El enemigo quiere convencernos a esperar por una temporada que viene más adelante en el camino, pero Dios dice, “Aprovecha el tiempo que tienes hoy”.

Así que no permitas que el desánimo y el engaño del enemigo te detengan de actuar. Comienza a obrar. Comienza a hacer cosas. Comienza orando y estudiando la Palabra y adorándolo a Él. Maximiza cada temporada.

Palabra fiel es ésta, y en cuanto a estas cosas quiero que hables con firmeza, para que los que han creído en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles para los hombres. (Tito 3:8).

Señor, sella esto permanentemente en nuestros corazones: “Sin importar en qué temporada te encuentres, jamás veas algo como ordinario e inservible” (Dr. Mason).

¿Estás en una temporada que se siente ordinaria e inservible? ¿Cómo puedes comenzar a maximizar el tiempo sirviendo a Dios justo donde estás ahora?  

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Samantha Nieves

Samantha Nieves

Samantha es una periodista que ama la gramática, los días de descanso en el lago, el té verde frío, y escribir sobre su Salvador. Amaba su vida en un pequeño pueblo en el norte de Indiana, pero ahora está encantada con sus nuevas aventuras en Carolina del Sur con su nuevo esposo. Su objetivo en la vida: ayudar a las mujeres a que prosperen en Cristo y la libertad que solo se encuentra en Él. (especialmente a las adolescentes!).

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.