¿No tienes novio? ¿Tienes un problema?

Últimamente varias jóvenes me han dicho que ellas consideran que hay algún problema con ellas porque nunca han tenido novio. La mayoría lo atribuye a que son simplemente feas, como esta joven:

Tengo veintitrés y nunca he salido con nadie. Honestamente me siento como la chica más extraña y más fea en el mundo, y lo único que puedo hacer es cuestionar cuál es el problema conmigo. Siento que si fuera más bonita como las otras chicas, o más popular entre los chicos, no estaría soltera. Y francamente, algunas veces incluso cuestiono si soy digna de ser amada o si soy tan horrible que ni siquiera le puedo gustar a alguien.

Yo sé que la vida no debe ser solo salir a citas, pero es tan incómodo cuando todas tus amigas están o han estado en relaciones, y tú estás sola allí pensando debe ser porque soy fea. He llegado a odiar todo lo que respecta a mi apariencia física. Es como si toda mi juventud ha pasado de largo. Porque incluso cuando me ha gustado alguien, ellos ni siquiera se fijan en mí. He llegado al punto de pensar que tal vez el amor no es para todos, pero no sé qué tan bien puedo aceptar eso.

Joven soltera, no hay ningún problema contigo. Al menos no en la forma que tú piensas.

No hay nada de malo con tener veintitrés y no haber salido a citas. De hecho, en mi opinión, estás en ventaja.

Mi esposo tenía veintiséis cuando comenzó a salir a citas. Hasta que yo llegué, él nunca había tenido alguna novia. Eso no era raro para mí. ¡Fue un alivio!

Si lees este blog frecuentemente, conoces mi historia. Mientras yo siempre estaba interesada en alguien, estuve sin novio desde los dieciséis hasta los treinta - más de una década. ¿Miro hacia atrás y me arrepiento de no haber tenido novio durante esos largos años? ¡Para nada!

Permíteme intentar darte un poco de perspectiva.

Tener un novio, salir a citas, es un fenómeno bastante reciente en nuestra cultura. Pero el matrimonio fue el diseño de Dios desde el principio de la creación: una mujer y un hombre comprometidos exclusivamente el uno al otro hasta que la muerte los separe. Está bien –maravilloso, en mi opinión- si no arrastras una cuerda de antiguos novios contigo a este pacto de por vida.

También, si no estás saliendo a citas, te estas ahorrando muchísimas tentaciones, ya que el mundo reclama que los novios y las novias pueden disfrutar todos los beneficios del matrimonio, pero la Palabra de Dios no respalda esto.

Y luego está el hecho de que creces y maduras tanto en tus veintes. Aprendes quien eres, que es lo que crees, lo que defiendes, lo que realmente quieres en un compañero para toda la vida. Este tiempo de soltería es valioso.

Puedo escucharte protestar, “Todo eso está bien si alguien eventualmente te busca, pero nunca le voy a gustar a ningún muchacho. Soy demasiado fea”.

…Si te has estado diciendo a ti misma una y otra vez que eres fea, ¿cuándo un muchacho te diga que no eres fea hará que cambies de parecer?

No lo hará.

Necesitas escoger creer lo que es verdad acerca ti misma antes de poner en un pobre novio o esposo en la imposible posición de convencerte de lo contrario.

Eres hermosa.

¿Cómo puedo saber esto, si nunca te he visto en persona?

Porque sé que Dios, la máxima fuente de belleza, te creo. Y Dios no crea basura.

Alguna vez estuve en tu lugar, puedes leer eso en mi libro, “Confessions of a Boy Crazy Girl”. Un joven quien me coqueteo por más de un año y medio finalmente admitió porque no me había pedido oficialmente que fuera su novia: “La chispa va y viene”. Con esa declaración, el mentiroso (Satanás) alojó una gran, peluda mentira en lo profundo de mí: “Simplemente no eres hermosa”.

La mentira resonó en mis oídos por meses.

Hasta que un día cuando abrí la ventana del baño. La hermosura delante de mí me dejó sin aliento – este delicado árbol lleno de flores moradas extendiéndose hacia arriba, arriba, arriba. Mientras lavaba mi cara y cepillaba mi cabello, seguía echado vistazos a esa belleza, deleitándome en ella.

Fue allí cuando vi, “Dios, tú creas cosas hermosas”. En ese momento, escogí dejar de escuchar las mentiras de Satanás y creer que mi Creador no me había hecho fea.

Mientras escribo esto, estoy sentada en el patio rodeada de flores salvajes, vegetales un arbusto de Rosa de Sarón, y zacates decorativos. Cada planta es diferente una de la otra, ¡pero jamás llamaría a nada de lo que me rodea feo! Dios no hace cosas feas.

Dios te creo, y tú no eres Su error.

¿Te puedo retar a arrepentirte de creer esta mentira? Aun si todavía no te sientes hermosa, acepta con Dios que, “Asombrosa y maravillosamente he sido hecho; maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien” (Sal. 139:14).

Después, te reto a cambiar tu enfoque: no en ser amada, sino a amar a Dios y otros. Después de todo, Jesús dijo que este es el más grande mandamiento en la ley:

“Y Él le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el grande y el primer mandamiento. Y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.” (Mateo 22:37-40).

Para esto fuiste creada: para amar como Dios te ha amado. E irónicamente, al cambiar tu enfoque de ti misma hacia Dios y otros, esto es lo que va a poner tu hermosura en todo su esplendor.

Así que, ¿qué te parece, joven Hermosa? ¿Vas a escoger creer que Dios hace cosas hermosas? - ¡¿incluyéndote a ti?! (Si dudas esto, ¡te reto a tomar una caminata afuera para que eches un vistazo a Su hermoso mundo!)

También, necesito preguntar, ¿es el ser amada más importante para ti que amar a Dios y otros? Si es así, ¿confesarías esto como pecado a Dios y pedirías de Su ayuda para guardar el más grande mandamiento?

No hay ningún problema contigo, joven soltera. Ve y vive hermosamente.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Paula Hendricks Marsteller

Paula Hendricks Marsteller

Paula se graduó del Instituto Bíblico Moody en 2005 con una licenciatura en Comunicación Impresa. Dos semanas más tarde, ella comenzó a trabajar en Revive Our Hearts, donde actualmente se desempeña como Directora de Redacción y Editorial. Su … leer más …

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación