¿Por qué hacer un devocional?

Voy a ser completamente honesta y admitir algo que las jóvenes cristianas no se supone que deban admitir… Algunas veces no me siento con ganas de leer mi Biblia. ¿Alguna vez te sientes así? Sea que estés cansada u ocupada o simplemente no tengas el ánimo para hacerlo, ¡quiero animarte a aun así sumergirte en la Palabra de Dios!

¿Por qué debemos pasar tiempo en la Palabra y orar? ¿Necesitamos ganar el favor de Dios o nuestra salvación? No. Tito 3:4-5 nos dice que por la misericordia y el amor de Dios somos salvas, no por nada justo que hayamos hecho. ¡Gracias a Dios por eso!  

Paso tiempo a solas con Dios porque Él es mi primer amor y merece el  lugar #1 en mi vida, antes que mi familia, mi trabajo, mi novio. Apocalipsis 2:2,4 “Yo conozco tus obras, tu fatiga y tu perseverancia…Pero tengo esto contra ti: que has dejado tu primer amor”. ¡Dios te está buscando! Él ya está allí esperando que vengas a Él para que Él te pueda llenar con Su amor y pueda decirte cosas asombrosas. ¿Están tus acciones diciéndole a Dios que Él es tu primer amor?  

Paso tiempo a solas con Dios porque afecta todo lo demás que haga. No puedo vertir en las vidas de mis amigos y familia y llenar sus tanques de amor si mi propio tanque se está quedando vacío. “Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida”. (Proverbios 4:23) ¡Jesús sabía esto! Marcos 1:35 dice, “Levantándose muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, [Jesús] salió, y se fue a un lugar solitario, y allí oraba”.

Paso tiempo a solas con Dios para acercarme más a Él. O nos estamos acercando más a Dios o nos estamos alejando de Él… no podemos paralizarnos espiritualmente. 2 Corintios 9:6 dice, “Pero esto digo: El que siembra escasamente, escasamente también segará; y el que siembra abundantemente, abundantemente también segará”. Eso quiere decir que vas a recibir de tu devocional lo que inviertas en él. ¿Estás sembrando generosamente en tu relación con Cristo?

¡Paso tiempo a solas con Dios porque necesito a Jesús! No tengo esperanzas en mí misma. Necesito Su Palabra para transformar mi vida, mi perspectiva, mis motivaciones, mis pensamientos y mis acciones…Romanos 12:2 “Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto”.

Tener un tiempo a solas con Dios no tiene que verse de cierta forma. Aquí hay consejos prácticos para tener tu devocional y ayudarte a sumergirte en la Palabra de Dios y ser “fervientes en espíritu.” (Romanos 12:11)

  1. ¡Solo comienza!  No esperes hasta que sientas ganas. Abre tu Biblia y tu corazón a Dios.
  2. Pide en oración hambre por la Palabra de Dios. Dile a Dios que quieres desear tiempo con Él, y ora que el Espíritu Santo encienda un fuego inextinguible en tu corazón.
  3. Enfócate. No podemos dar a Dios nuestra completa atención si nuestra mente es atraída en 10 direcciones diferentes. Apaga tu teléfono y encuentra un lugar tranquilo lejos de distracciones.
  4. Sé consistente. Haz que tu tiempo devocional sea un hábito diario. Al principio pudiera ser difícil siquiera encontrar 15 minutos, pero se consistente y ¡pronto estarás emocionada de correr al trono de Dios!
  5. Ponte metas. ¿Quieres leer la Biblia entera en un año? ¿Orar 10 minutos cada día? ¿Memorizar un versículo por semana? No hay atajos en tu relación con Dios, ¡así que ponte metas y cúmplelas!
  6. Escoge un libro. Deja de ver tu Biblia con una mirada vacía, pensando, “¿Dónde comienzo?” Escoge un libro de la Biblia y lee un capítulo cada día hasta que lo termines.
  7. Lee un proverbio y un salmo cada día. ¡Es una forma sencilla de fijar tu mente en la verdad diariamente!
  8. Sal afuera. Si eres como yo y te sientes más cerca de Dios cuando estás afuera en Su creación, toma tu Biblia (o tus audífonos y algo de música de adoración) y sal a caminar o sentarte en un parque.
  9. Memoriza con una amiga. Escoge un pasaje de la Escritura con una amiga y memorícen juntas, ¡luego pregúntense una a otra al final de la semana!
  10. Encuentra un recurso que disfrutes. Escoge una Biblia de Estudio que te ayude a diseccionar y comprender la Palabra de Dios mejor.
  11. ¡Escribe tus oraciones! Me distraigo y mi mente tiende a vagar cuando estoy orando, así que me gusta escribir mis oraciones. Es divertido regresar meses después y ver cómo Dios ha contestado fielmente oraciones específicas mías.
  12. Registra dos cosas para llevar. Mientras estás leyendo tu Biblia y orando, escoge dos verdades o comprensiones que puedas llevar de este tiempo, en lugar de intentar absorber todo lo que acabas de leer. ¡Escríbelas y regresa a ellas durante el día!
  13. Comienza con poco. Haz cambios pequeños diariamente, y pronto verás grandes resultados en tu corazón y vida.

Recuerda que tu tiempo de devocional diario toma disciplina. Pero pronto esa disciplina se tornará en un deseo de estar con Dios y deleitarte en Su Palabra. ¡Sigue la lista! ¿Qué otras recomendaciones puedes compartir?

 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Ginny Melby

Ginny Melby

Después de graduarme de la Universidad de Wheaton en 2014, viví en Santo Domingo, RD durante 6 meses. Ahora yo soy profesora de primer grado de inmersión en español en Michigan, EE.UU..

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación