Por qué las chicas modernas deberían abrazar el arte perdido del ser ama de casa

Cada vez que entro en una casa en particular, instantáneamente siento que el caos y el desorden me tragan viva. Platos sucios en toda la cocina, pilas de ropa para lavar sobre los muebles, juguetes por todo el piso y la televisión a todo volumen. Esta casa no tiene semblante de orden, limpieza o paz.

Era un caos.

Cada vez que visito esa casa de mis amigos, salgo con una sensación más caótica e inestable que cuando llegué (por cierto, para todo mis amigos actuales que pudieran leer esto, esta no es su casa. Esto pasó muchos años atrás, *guiño*).

En nuestro libro, me refiero a este problema como el estilo de vida de autoservicio de cocina y cuarto de hotel.

Vivimos constantemente en movimiento, dándole poca prioridad a nutrir la vida de hogar.

La triste realidad es que vivimos en unos días modernos y en una era donde el ser ama de casa está en lo último de la lista por muchas mujeres cristianas. Como resultado de eso, fuertemente creo que nos perdemos de inmensas oportunidades.

No porque todas deberíamos tener casas perfectas al estilo Pinterest, sino porque el hogar debería ser uno de los grandes asientos para el ministerio y para esparcir el evangelio.

Entre más estudio la Palabra de Dios, más me me convenzo de la importancia de manejar bien mi casa.

Entre más mis ojos han sido abiertos a las oportunidades del ministerio dentro de casa, más he deseado hacer de mi hogar un lugar de orden y paz.

Seré la primera en confesar sin embargo, que ser ama de casa no es fácil. Tengo que luchar duro para ser intencional en mantener las cosas en orden. Y la verdad es que, si no tengo una gran motivación para limpiar y lavar la ropa, quizás simplemente no lo haga.

Sin embargo, he visto a Dios usar mi casa como un lugar de bendición, ministerio, descanso y paz para muchos, que me motivan a mantenerme trabajando duro.

He descubierto que el ser ama de casa no es una «cosa del pasado» para Dios, sino un trabajo muy importante que ayuda en el ministerio del evangelio a todo el que entra por nuestras puertas. Es por esto que, nosotras como mujeres, somos alabadas y motivadas a hacer esto en las Escrituras (Proverbios 31:27, Tito 2:4).

Aquí hay 4 razones por las que nosotras, como chicas cristianas modernas, deberíamos abrazar el arte perdido del ser ama de casa.

  1. Influencia por el Evangelio

Vemos el «hogar» en toda la Escritura como un escenario primordial donde el evangelio toma lugar. La iglesia primitiva creció y prosperó como el resultado de familias abriendo sus hogares. Lo mismo es real hoy en día.

Leí una asombrosa historia acerca de una mujer inconversa, liberal y lesbiana que despreciaba la iglesia. Sin embargo, una familia cristiana local la invitó a cenar en su casa y con el paso del tiempo (y muchas cenas) ella terminó convirtiéndose en cristiana. Esta mujer no quería nada con la iglesia, pero estaba deseando entrar a la casa de alguien y compartir una comida.

El hogar es el lugar perfecto para alcanzar al perdido invitándolos a tu vida y mostrándole el amor dentro de tu casa (Heb. 13:2).

  1. La hospitalidad es un mandato

Esto fue duro de tragar cuando lo descubrí. La hospitalidad no es una recomendación en las Escrituras: es un mandato (muchas veces). 1 Pedro 4:9 dice: «muestrense hospitalidad unos a los otros sin quejarse.» ¿Por qué es esto tan importante para Dios? Porque la hospitalidad es el latido del evangelismo y ministerio.

Mostrar hospitalidad significa abrir tu hogar a todos y cada uno en necesidad.

Visitantes de fuera de la ciudad, misioneros necesitan un lugar para descansar, los vecinos vienen a cenar, etc. Si tu casa está constantemente caótica y en un estado desordenado, ¿cómo querrás mostrar hospitalidad? Y si lo deseas, ¿qué tipo de testimonio tu casa mostrará a los no convertidos?

  1. Impacta la comunidad

Los cristianos de la iglesia primitiva (Hechos) prosperaron como resultado de creyentes que abrieron sus hogares a otros. Encuentros, reuniones secretas y servicios eclesiásticos eran todos realizados dentro de las cuatro paredes de la casa de alguien. Y mira el impacto que la iglesia primitiva ha tenido en la historia.

El hogar es un lugar como ningún otro. Es diferente del gimnasio, oficina, tienda o iglesia.

Es un lugar dónde podemos animar las relaciones a crecer en profundidad y dónde las conversaciones pueden fluir.

En toda la historia, el hogar ha sido la plataforma de lanzamiento para grandes movimientos que cambiando el mundo. Si quieres tener un gran impacto en tu comunidad, comienza invitándolos a tu hogar y mostrándoles el amor de Cristo a través de la hospitalidad. Nunca sabrás qué podría pasar.

  1. Orden y paz en un mundo caótico

¿Cuál es aquella cosa número uno que la mayoría de personas buscamos en esta vida? Paz. La paz fuera del dolor, problemas personales, problemas relacionales, dolores pasados, cargas financieras, Etc... La mayoría de las personas pedimos paz.

En un mundo lleno de tanto caos, inestabilidad y falta de paz, el hogar es el lugar perfecto para experimentarla.

¿Te imaginas cuán acogedor e intrigante sería para una persona con una vida caótica, venir dentro de tu casa y experimentar el orden, limpieza, paz y una comida hecha en casa? ¿Te imaginas cuán bendecidas y motivadas las personas saldrían tu hogar? ¿Imaginas cuán acogedor sería el evangelio en un ambiente como ese?

Chicas – escúchenme. La hospitalidad y el ser ama de casa no son cosas del pasado.

Son prácticas relevantes y desesperadamente necesitadas en la sociedad rota de nuestros días. Sé que muchas de ustedes no tienen su propia casa aún, pero oro que esta publicación las motive a mirar cuán valiosa y necesaria es una buena ama de casa, en estos días modernos.

Oro que planees tu futuro con tu hogar y la hospitalidad como una prioridad en tu lista de “logros”. Oro que te unas a mi en abrazar el arte perdido del ser ama de casa... no para nuestro propio bien, sino por el avance del evangelio.

¡Hablemos más acerca del tema!

  • Si tienes que ser honesta ahora mismo: ¿Le das valor a la idea de ser ama de casa y la hospitalidad?

  • ¿Cuál de estas cuatro áreas que compartí arriba te llama más la atención? ¿Por qué?

  • Comparte algunas ideas en la sección de comentarios debajo. ¿Cómo tú puedes mostrar hospitalidad ahora mismo, dónde sea que estés viviendo?

Publicado originalmente en GirlDefined.com .

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión