¿Por qué no uso bikini?

¡La temporada de bikinis está de regreso! Todas las tiendas de América han vendido todos sus abrigos peludos de invierno y han colocado sus bikinis.

El verano casi está aquí, y las chicas están dirigiéndose a los centros comerciales a escoger su nuevo bikini para esta temporada.

Los bikinis son el estándar cuando se trata de trajes de baño para el verano. Justo el otro día anduve por la tienda Target, y la primera cosa en saludarme fue una montaña de bikinis. Si una tienda se está abasteciendo de esa forma, ¡es porque las chicas deben estar comprándoselos!

Millones de bikinis

Revisa estas estadísticas – las mujeres en Norteamérica gastan más de 8 billones de dólares al año en bikinis solamente.

¡Wow! Los bikinis deben tener algo que atrae hacia ellos o las chicas no los comprarían. Aquí hay algunas razones por las que creo que las chicas están tan obsesionadas con los bikinis:

  1. ¡El mundo dice que son lindos!
  2. Consigues la oportunidad de exhibir tu cuerpo completo, y es totalmente aceptable.
  3. Puedes obtener algo de atención seria de los chicos.
  4. Todos lo hacen. (¡O al menos es lo que parece!)
  5. ¿Qué más usarías?

Está bien, tengo que ser honesta contigo, yo no uso bikinis. Y para ser aún más honesta contigo, yo ni siquiera uso un traje de baño regular de una pieza en público.

¡Aguanta! ¿Por qué haría yo eso? ¿Soy Amish (antigua orden menonita) o algo así?

Antes de que me califiques como un bicho raro, lee esto hasta el final.

Déjame hacerte una corta historia de los trajes de baño en la vida de Bethany. Mientras crecía, pensaba que los trajes de baño de dos piezas eran la sensación. De hecho, mi hermana mayor Kristen y yo peleábamos por quien conseguiría llevar a la piscina el sexy bikini de puntitos rosados. Cuando crecí y me volví un poco mayor, mis padres comenzaron a hablarme acerca de los conceptos de modestia. Mi perspectiva acerca de los bikinis lentamente comenzó a cambiar.

Llegué a la conclusión de que el bikini es básicamente un sostén y ropa interior pero simplemente diseñado para el agua. Me di cuenta de que solo porque el bikini es culturalmente aceptable, no lo hace una sabia opción de guardarropa.

Sólo porque la cultura lo dice no significa que está bien. Sólo porque los bikinis
son totalmente aceptables no significa que son lo mejor.

Yo NUNCA iría a ningún lugar en sostén ni ropa interior, entonces, ¿Por qué iría yo a nadar en algo que me cubre la misma cantidad de cuerpo?

Luego de aquel proceso de pensamiento, armé mi equipo de nadar con un top tankini y unos pantalones bien cortos. Estaba bien orgullosa de mí misma.

Pensé que yo era el último estándar de modestia.

Aunque yo no usaba pequeños pantalones cortos en vida real o camisetas de tiros que mostraban la hendidura de mi busto cada vez que me agachaba, esto se trataba de nadar. De algún modo esto era diferente, ¿verdad?

Me convencí a mí misma que el mundo acuático era diferente al mundo seco. Me imagino que los chicos estaban supuestos a volverse súper humanos y no se
verían afectados por las piernas, abdomen y la hendidura en el mundo acuático.

Bien, así que ves a donde esto está yendo. Despacio pero ciertamente Dios trabajó en mi corazón y me condenó con que tenía que ser coherente.

Yo quería ayudar a mis hermanos en Cristo y honrar a mi potencial futuro esposo (Prov. 31:12). ¡Puf! No me gustó lo que estaba comprendiendo. Ser condenada por el Espíritu Santo puede ser muy incómodo a veces.

Consistente en el mundo acuático y en el mundo seco

Yo sabía que tenía que cambiar. Sabía que necesitaba ser consistente. Que requería mantener el mismo estándar de modestia para cada situación y circunstancia.

Tiré mis pantalones cortos y mi tankini y fui a conseguir mi nueva ropa.

Gracias a Dios encontré unos shorts negros largos y una camiseta de surfear rosada. Si, ¡tuve que comprar una camiseta triple extra grande porque esas camisetas de surfear están hechas para que queden bien apretadas!

Decidí que tengo que ser consistente. No puedo mantener un estándar para el mundo seco y otro para el mundo acuático.

Déjame aclarar. Y sé que todavía tengo toneladas que aprender en toda el área de los trajes de baño. Eso no significa que soy perfecta o que asumo que todos deberían hacer lo que yo hago. Esto es lo que Dios me ha mostrado, y mi meta es abrirme y ser honesta contigo acerca de donde me encuentro.

Romanos 12:2 lo dice de esta manera: “Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cual es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto”.

Marca una nueva tendencia

Pon tus propios estándares para la modestia, y luego apégate a ellos. Ten confianza en tus convicciones. Estudia el corazón de Dios para la modestia y descifra que haces y por qué lo haces. Tienes una audiencia de Uno al que intentas complacer (Mateo 6:33). Vístete para impresionar a tu Creador, no a Su creación.

No dejes que la cultura te empuje más. Tienes mucho más en juego que obtener cabezas que asienten por aprobación del mundo. Tienes un Rey para traerle gloria, un futuro esposo para honrar y hermanos en Cristo para ayudar a fomentar su pureza.

Pensamientos finales

  • ¿Cuáles son tus pensamientos sobre el bikini? ¿Piensas que es un traje de baño inapropiado para usar en frente de los chicos? ¿Por qué sí o por qué no?
  • ¿Eres consistente con tus estándares de modestia en el mundo seco y en el acuático?
  • ¿Cuál es el razonamiento detrás de tu respuesta? ¿Estás dispuesta a unirte a mi e imponer una nueva tendencia en el mundo de los trajes de baño?

¡Por favor compártenos tus comentarios! ¡Nos encanta leerlos!

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

 Bethany Baird

Bethany Baird

Después de una breve experiencia en la industria del modelaje, los ojos de Bethany se abrieron a cómo su generación esta perdiéndose. Ella y su hermana mayor se inspiraron para comenzar un blog (www.GirlDefined.com) y están en el proceso de escribir un libro titulado "Se buscan modelos": La belleza física no es necesaria. Su pasión es ayudar a las niñas a encontrar la verdad de Dios sobre la belleza y la feminidad y la libertad que viene de vivir una vida radicalmente diferente para Cristo.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión