Predica con el ejemplo

¿Estás orando por algún familiar para que conozca a Cristo? ¿Has pensado en cómo alcanzar a tu comunidad y amigos?

La Biblia nos da ejemplo de personas que alcanzaron y llevaron a otros hacia Dios a través de su testimonio de vida, y te invito a que vayas conmigo hacia una de estas historias, donde encontramos una gran enseñanza de cómo podemos influenciar a los demás con una vida piadosa.

En la Palabra de Dios encontramos la historia de, Rut, ella era de una nación pecadora, idolatra, llena de maldad e injusticias. Esta joven se casó con uno de los hijos de Noemí, y empezó a vivir con esta familia judía, en la ciudad de Moab. Rut, empezó a aprender de su suegra, era testigo de sus actitudes, su devoción a Dios, su manera de comportarse, entre otras cosas. No sabemos con detalles todas las actividades que compartían en el hogar, pero si sabemos que el corazón de Rut estaba siendo transformado, y poco a poco la fueron llevando a un encuentro con el Dios verdadero.

Fue en un momento de dificultad que Rut reconoció su necesidad de Dios. Un día Noemí decidió volver a su patria, Belén. A volver a vivir entre el pueblo de Dios, pues ya se encontraba sola, sin hijos, ni esposo, estos habían muerto. La actitud de Noemí hacia sus dos nueras muestra el amor que les tenía, les dijo, no me sigan, cásense, no se queden viudas. Pues, sabía la gran dificultad que tendrían si se quedaban a vivir con ella. Orfa, una de las dos jóvenes decidió escucharla y se quedó en Moab, pero Rut, decidió quedarse con ella. Sus palabras hacia Noemí fueron las siguientes, leamos,Rut 1:16-18 :

Pero Rut respondió:

—No me pidas que te deje y regrese a mi pueblo. A donde tú vayas, yo iré; dondequiera que tú vivas, yo viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios. Donde tú mueras, allí moriré y allí me enterrarán. ¡Que el Señor me castigue severamente si permito que algo nos separe, aparte de la muerte!

Cuando Noemí vio que Rut estaba decidida a irse con ella, no insistió más.

Qué palabras tan dulces, y profundas, no salieron de la nada, era una semilla de amor que había sido plantada por Dios y por el ejemplo de una mujer piadosa y que ahora dio frutos. Ella reconoció que el Dios de Noemí era distinto, que este pueblo de Israel era diferente, y decidió seguirles, descubrió que Dios era el verdadero camino.

Rut, se convirtió en una joven obediente e integra, y Dios la usó en sus planes, colocándola en la línea generacional de David, y de Cristo.

Si estás orando por tu familia para que vengan a Jesús, no te desanimes, sigue orando, sigue confiando en Dios. Se un ejemplo para ellos, te están observando, aprendiendo de como sigues a Cristo. Se darán cuenta que tu fe es real, por tu forma de hablar, de comportarte, de reaccionar y de amar. Seamos un reflejo de Jesús y ellos le seguirán.  Confía en que un día dirán como Rut dijo a Noemí : “Quiero que tu Dios sea mi Dios”.

Una fe genuina, puede guiar al corazón más duro hacia Cristo, porque demuestra que Él es real. Oremos para que Dios nos dé Su gracia para ser un reflejo de Su amor, y podamos ver a nuestra familia seguir a Jesucristo.

¿Cómo puedes dar ejemplo de tu fe a tus amigos y familiares? ¿Qué ideas creativas se te ocurren para acercarlos a Cristo?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Albelina  Reyes Gómez

Albelina Reyes Gómez

Albelina disfruta de dar consejos a través de la Palabra de Dios a adolescentes y jóvenes. Es voluntaria de varias organizaciones que promueven las misiones, y dar a conocer a Cristo en su país, Republica dominicana. Le encanta escribir, anécdotas y sobre las cosas que aprende a través de las circunstancias y el día a día, en su tiempo libre, le gusta pintar y tocar guitarra. Es su deseo que toda mujer pueda experimentar y conocer el amor y los grandes propósitos de Dios para sus vidas.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.