Pregunta de una lectora: ¿Está bien encontrarse a los chicos atractivos?

Amas su pelo, sus ojos, su nariz. Cuando él camina hacia ti en los pasillos, un conjunto de mariposas empiezan a volar en tu estómago. O tal vez estás atraída por un chico que está fuera de tu alcance. Solo lo ves en pantalla grande o en las portadas de las revistas, pero pensar en él te hace desmayar.

Es natural en las chicas el notar a los chicos alrededor de nosotras. Y como toda chica es diferente, algunas de nosotras estamos atraídas por diferentes características físicas de los chicos que las demás. Pero para las hijas de Dios comprometidas con la pureza, esos sentimientos pueden ser confusos. Tal vez por eso es que una de nuestras dulces lectoras se atrevió a preguntar…

¿Está bien encontrarse a los chicos atractivos?

La respuesta corta para esa pregunta es sí, pero vamos a explicar un poco esta respuesta.

Mi cerebro piensa que eres lindo

Investigadores han descubierto que cuando nosotras encontramos a un chico atractivo nuestro corazón podría estar acelerado, pero es nuestro cerebro quien está haciendo el verdadero trabajo. Todos esos sentimientos de calidez llegan a tu corteza pre- frontal. Antes de que tu corazón se involucre, tu cerebro dice: ``Me gustas´´.

¿Quién creó nuestros cerebros? ¿Quién los programó para que reaccionen de ese modo?

¡Dios, por supuesto! La Biblia nos dice que todas las cosas fueron creadas por Dios, incluyendo los diminutos neurotransmisores dentro de nuestros cerebros (Juan 1:3)

También sabemos por la Palabra de Dios que Dios creó al hombre y a la mujer para que se amen uno al otro. El matrimonio es una idea que viene de Dios, así como también las moscas que vuelan entre nosotros.Viéndolo simple, admirar las características físicas de un chico está bien. Pero aún hay más que agregar a esta conversación. Sigamos hablando.

La atracción física debería llevarnos hacia algo más

En Cantares leemos una historia romántica entre un hombre y una mujer. Primero comprometidos, después recién casados, luego disfrutando su compromiso a largo plazo; estos dos estaban locos el uno por el otro.

Mira como la chica de esta historia describe sus sentimientos:

Mi amado es resplandeciente y sonrosado,

distinguido entre diez mil.

Su cabeza es como oro, oro puro,

sus cabellos, como racimos de dátiles,

negros como el cuervo.

Sus ojos son como palomas

junto a corrientes de agua,

bañados en leche,

colocados en su engaste. (Cantares 5:10-12)

Estas tal vez no sean las palabras que solemos usar para describir a un chico en estos tiempos, pero ella estaba notando en él las mismas cosas que nosotras notamos: su fuerza, su pelo, sus ojos. Pero su romance no se quedó a nivel superficial.

Ponme como sello sobre tu corazón,

como sello sobre tu brazo,

porque fuerte como la muerte es el amor,

inexorables como el Seol, los celos;

sus destellos, destellos de fuego,

la llama misma del SEÑOR.

Las muchas aguas no pueden extinguir el amor,

ni los ríos lo anegarán;

si el hombre diera todos los bienes de su casa por amor,

de cierto lo menospreciarían. (Cantares 8:6-7)

Hay un cambio aquí desde "Creo que me gustas" a "Nuestro amor es fuerte como la muerte, las muchas aguas no pueden detenerlo".

Lo que comenzó como la atracción física progresó a compromiso de por vida. Este es el mapa de Dios para el amor romántico. Esos cálidos sentimientos difusos de la atracción que tienes para un chico son solo el punto de partida. Piensa en ello como el aperitivo antes de la festín. Mirar a un chico y gustarte lo que ves no es tan increíble como mirar a un chico y gustarte lo que ves después de 50 años de matrimonio.

El amor es más profundo

No tienes que sentir vergüenza cuando te gusta el aspecto de un joven (culpa a tu cerebro), pero también debes recordar que el plan de Dios para el romance es mucho más profundo.

En 1 Corintios 13 leemos esta famosa descripción del amor.

"El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido; no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad;  todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta."(vs. 4-7).

La atracción es física, pero el amor es mucho más. Se trata de nuestras emociones, nuestros pensamientos, y lo más importante, nuestras acciones.

¡Qué preciosa vasija!

Tengo un amigo pastor que no permite a sus hijas adolescentes que digan que un chico está lindo. En su lugar, deben decir: "¡Wao! Qué vasija tan encantadora en la que el Espíritu Santo puede morar ".

Es una regla tonta con la intención de recordarles que todos los chicos que ven son algo más que una cara bonita. Ellos llevan la imagen de Dios (Génesis 1:27). Aún más sorprendente, los chicos cristianos son el templo de Dios. Jesús mora en sus corazones (1 Corintios 6: 19-20). Esas verdades radicales nos deben llevar más allá del físico y ayudarnos a ver a los chicos que nos rodean con nuevos ojos. Toma nota del físico, pero presta mucha atención a todos los otros dones increíbles que Dios ha dado a los chicos en tu mundo.

Lo contrario también es cierto. Cuando Dios mira hacia tu belleza, Él está mirando a tu corazón. En lugar de centrarte en ser la chica más guapa de todas, pídele al Señor que haga lo que eres en el interior atractivo y que te enseñe a ver a los demás como Él lo hace.

"Pero el SEÑOR dijo a Samuel: No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, porque lo he desechado; pues Dios ve no como[a] el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el SEÑOR mira el corazón". (1 Samuel 16: 7).

¿Qué piensas acerca de esta publicación? ¡Compártelo en la sección de comentarios!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin Davis es una autora, bloguera y oradora popular a la que le encanta ver a mujeres de todas las edades correr hacia el pozo profundo de la Palabra de Dios. Es autora de muchos libros y estudios bíblicos, incluidos Connected, Beautiful Encounters y la serie My Name Is Erin. Ella sirve en el equipo del ministerio de Aviva Nuestros Corazones. Cuando no está escribiendo, puedes encontrar a Erin persiguiendo pollos y niños en su pequeña granja en el Medio Oeste.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.