¿Qué hacer cuando tus padres no confían en ti?

Así que, ¿tus padres no confían en ti? Quizás cada vez que tienes que explicarles tus acciones sientes como si estuvieras siendo enjuiciada. Ellos te presionan sobre los detalles y se mantienen indagando, convencidos de que estás escondiéndoles algo. Quizás tienen un abordaje detectivesco hacia ti, indagando en tu perfil de Facebook, tus mensajes de texto y tu cuenta de Instagram. ¿Qué es lo que están buscando? ¡Eres una buena chica! O tal vez lo hayas estropeado. Y te preguntas si tus padres alguna vez volverán a confiar en ti. Su cuerda se siente demasiado apretada. Te está ahogando. ¿Cuándo serás capas de correr libremente?

Primero lo primero

Antes de que nos vayamos demasiado lejos a través de este recorrido, vamos a poner claras algunas cosas.

Dios le ha dado a tus padres una gran responsabilidad

Aquí hay algunas de las responsabilidades dadas a tus padres en la Escritura.

-Enseñar a sus niños (Prov. 22:6)
-Criarlos en la disciplina e instrucción del Señor (Efesios 6:4)
-Enseñar a sus niños la ley de Dios (Deut. 4:9, 11:19)
-Contar a sus hijos la fidelidad de Dios (Isaías 38:19)
-Demostrarles cómo es Dios (Sal. 103:13)
-Proveer para sus hijos (1 Tim. 5:8)

Y te guste o no, la Biblia claramente le encarga a los padres a mantener a sus hijos bajo control (1 Tim. 3:4) y a disciplinar a sus hijos cuando les falte control o sobrepasen los limites de lo que Dios y sus padres han decidido que es mejor para ellos. (Prov. 19:8, 23:13, 29:17).

Mientras que todos tenemos una responsabilidad ante Dios por nuestros propios pecados, Dios también mira a tus padres cuando estás viviendo fuera de Su voluntad. Te lo dice una madre, el peso de eso es fuerte. Y mientras Dios me dio esta tremenda misión de enseñarles a mis hijos acerca de Él y de asegurarme de que ellos sigan Su ley, Él también olvidó incluir un manual de usuario cuando me los dio.

Yo crío siendo una pecadora. Lo que significa que tus padres lo estropean diariamente. Tus padres también crían siendo pecadores. Lo que quiere decir, por supuesto, que ellos lo echan a perder todos los días. Ellos no van a criar perfectamente como Dios los llama a hacerlo, pero sí trabajan duro para enseñarte dominio propio y asegurarse de que estés viviendo dentro de los parámetros de la Palabra de Dios, ellos están haciendo lo que Dios los ha mandado a hacer. Si eso te fastidia, entonces tu verdadera queja es con Dios, no con tu mamá y tu papá.

Sé lo que estás pensando. “Mmm… pensé que este era un post acerca de cómo hacer que mis padres dejen de husmear en mi Instagram”. Ya llegaremos ahí. (Pero debo advertirte antes de tiempo, podría no gustarte mi plan).

Dios te ha dado a ti una gran responsabilidad

La Biblia manda a que des dos respuestas muy específicas a las instrucciones de tus padres.

“Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre (que es el primer mandamiento con promesa)”. (Efesios 6:1-2)

La Biblia nos manda a obedecer a nuestros padres, y la Biblia te dice que honres a tus padres. Es posible obedecer a tus padres sin honrarlos, pero es imposible honrar a tus padres sin obedecerlos. Tu obediencia a sus reglas aun cuando no te gusten es la vía primaria por la que puedes demostrar amor y respeto hacia tus padres.

Habiendo explicado el diseño de Dios para tu relación con tus padres, vamos a entrar en los datos específicos de cómo manejar la situación si tus padres no confían en ti.

Aquí hay cinco pasos para tomar en cuenta:

Pregunta

A veces nuestra relación con nuestros padres puede ser innecesariamente incómoda. Quizás estás leyendo mal las señales de tus padres. Si se da la oportunidad, tus padres podrían explicarte porqué te abordan de la manera en que lo hacen e incluso pueden intentar un abordaje basado en nuevos entendimientos. Entonces, ¿por qué no quitarte la curita y simplemente hablar de eso? Prueba con algunos de estos temas de conversación:

-¿Confían en mí?
-¿Hay algo que pueda hacer para que ustedes confíen en mí?
-¿Cómo puedo saber si confían en mí o no?

Busca un momento en el que t y tus padres no estén peleando para iniciar esta conversación y fíjate en tu lenguaje corporal y manéjate. Mantente calmada. Descruza los brazos. Debes forzar esos ojos a no rodar como la señorita digna de confianza que eres.

Arrepiéntete

Si la falta de confianza que tienen tus padres esta basada en errores del pasado, el arrepentimiento verdadero puede ser el fin de ello. Y no es pasando por alto el pecado y deseando que se aleje que van a funcionar las cosas. Si existe un pecado secreto del cual tus padres no tienen conocimiento, el arrepentimiento también es necesario. Como madre, puedo sentir cuando algo anda mal con mis hijos aunque no siempre sepa lo que es. Ahí es cuando me pongo en modo súper detective, tratando de averiguar lo que mis chicos podrían estar ocultando. Tus padres podrían sentir que estás escondiendo algo y estar preparándose para el ataque. Arrastrar los pecados secretos a la luz es casi siempre doloroso, pero es el primer paso hacia la libertad de la esclavitud que crean esos pecados.

“Por tanto, confesaos vuestros pecados unos a otros”. (Santiago 5:16)

Ora por tus padres

Hay una segunda parte de ese pasaje que es igual de importante.

“… y orad unos por otros para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede lograr mucho”.

Oren unos por otros. Estarás maravillada de lo que orar por tus padres hará para ablandar sus corazones hacia los demás.

Invita a tus padres a tus redes sociales

Advertencia: Esto va a parecer una locura

Si quieres que tus padres confíen en ti, dales total acceso a tus redes sociales. Escribe las contraseñas para ellos. Dales permiso para husmear. Se que esto puede sentirse como una invasión total a la privacidad, pero no lo es. Es una rendición de cuentas. Si no te sientes cómoda con que tus padres vean algo de lo que posteas, entonces no tienes ningún asunto que postear. El saber que tus padres estarán viendo proporcionará unas barandillas necesarias para asegurar que tus posts en las redes sociales reflejen quien eres como cristiana. Además, demostrándole a tus padres que confías en ellos con tu mundo, recorrerás un largo camino para ganarte su confianza.

Escoge amistades sabias

Tal vez hayas escuchado a tus padres decir: “Dios los cría y ellos se juntan” o “Si tus amigos saltan de un puente, ¿también vas a saltar tu?”. Ninguna de mis amistades saltan puentes así que esos ejemplos rezumbaban en mis oídos durante mi adolescencia. La Biblia puntualiza sobre esto en un lenguaje más claro.

“El que anda con sabios será sabio, mas el compañero de los necios sufrirá daño”. (Prov. 13:12)

Las amistades sabias te harán sabia. Las amistades insensatas te harán daño. Es así de simple.

Se selectiva con tus amistades. A medida que tus padres te vean tomando decisiones sabias en esa área, su confianza hacia ti crecerá.

Después de leer estas recomendaciones, ¿qué vas a hacer? Comparte con nosotras en la sección de comentarios.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin Davis es una autora, bloguera y oradora popular a la que le encanta ver a mujeres de todas las edades correr hacia el pozo profundo de la Palabra de Dios. Es autora de muchos libros y estudios bíblicos, incluidos Connected, Beautiful Encounters y la serie My Name Is Erin. Ella sirve en el equipo del ministerio de Aviva Nuestros Corazones. Cuando no está escribiendo, puedes encontrar a Erin persiguiendo pollos y niños en su pequeña granja en el Medio Oeste.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.