¿Qué hago mientras espero a mi príncipe azul?

Por Blanca Nathalie Cabral Tejera

Les seré sincera, desde mi niñez, mi adolescencia e inicio de mis 20’s recuerdo que lloré en innumerables ocasiones porque anhelaba ansiosamente que llegara mi “perfecto príncipe azul”. Lamentablemente, cometí muchos errores “eligiendo” chicos y perdí tiempo valiosísimo quejándome, intentando “apresurar” a Dios y desaprovechando muchas oportunidades de crecimiento espiritual.

¿Por qué te cuento mi historia? ¡Porque estoy segura que Dios no quiere que la repitas!

Imagino las luchas que tienes, yo también las tuve y las sigo teniendo. En la actualidad, somos bombardeadas constantemente por los medios de comunicación, la sociedad e incluso por amistades y familiares que insinúan que si tenemos 18, 20 y peor aún, más de 25 años y estamos solteras, pues algo anda mal en nosotras. Lo triste de esto es que sé que en innumerables ocasiones escuchamos esas voces y ahí comenzamos a entristecernos, compararnos con otras chicas que no están solteras y perdemos un tiempo hermosísimo que pudiéramos invertir en crecer en el Señor.

Antes de continuar con la parte práctica, quiero recordarte que si es la voluntad y el plan del Señor para tu vida, en Su tiempo perfecto, Él enviará ese hombre de Dios para ti. Será imperfecto, como tú y yo lo somos. También pecador igual que nosotras, pero tendrá la característica más importante y la cual no debes negociar, que amará a Dios con todo su corazón. Por tanto, tranquila, no te desesperes. Sé que es difícil, pero te repito, si es la voluntad de Dios, en Su tiempo perfecto llegará.

Al final de cuentas ese deseo de ser encontrada por un principe azul es un profundo anhelo del alma por el verdadero Principe que es Jesús. El cual es el único que puede satisfacerte a plenitud con un gozo que es eterno.

Pero entonces… Y ahora… ¿Qué hacer mientras esperas?

 

- Ora. No hay mejor forma de invertir nuestro tiempo que hablando con Dios ¡Él es tu mejor amigo! Y estoy segura que te dará las fuerzas que necesitas para tener gozo y paz en medio de la espera. “Orad sin cesar”.- 1 Tesalonicenses 5:17

- Lee la palabra. En medio de tanto bombardeo la única forma de mantenernos en la verdad es leyendo la palabra de Dios. Eso dará luz y guía a tu vida. “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino”.- Salmos 119:105

- Únete a un ministerio de tu iglesia. Estoy segura que si estés leyendo este post es porque amas a Dios y quieres crecer en Él, pues… ¿Qué mejor forma de hacerlo que sirviendo? ¡Eso hizo nuestro señor Jesucristo durante toda su vida! “ El que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor”.- Mateo 20:26b

- Haz tardes de chicas. Ufff, es divertidísimo compartir con las amigas en la fe. Particularmente lo disfruto y siento que crezco muchísimo. Juntas pueden meditar en un libro de la biblia y hacer cupcakes. “¡ Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!”.- Salmos 133:1

- Comparte con tu familia. A veces queremos hacer muchas “obras sociales” y nos olvidamos que el primer ministerio es en casa. Me pasa muy a menudo. Proponte sacar unos minutos semanales para hacer un devocional con ellos, visitar a tus abuelitos o simplemente compartir con ellos. Dedicarles tiempo y darles amor también es una forma de honrar a Dios.

- Florece. Hay una frase que me encanta que cita “Florece dónde estás”. Si estás en el cole, en la universidad o trabajas... ¡florece! Sé intencional y ora para que Dios te permita aprovechar cada oportunidad para crecer, aprender cosas nuevas y glorificarle. “ Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo”.- Colosenses 3:23

¡Aprovecha el tiempo! Y cuéntanos qué piensas, ¿de qué otras maneras crees que podemos aprovechar nuestro tiempo para crecer en el Señor en medio de la espera?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.