¿Real o irreal?

No sé si estás familiarizada con la trilogía “Los juegos del hambre”, pero hace unos días vi Sinsajo parte 2 y quiero compartirte acerca del personaje con el que más me identifiqué. Su nombre es Peeta.

Peeta fue torturado y manipulado a creer mentiras con el objetivo de convertirlo en títere de quien controlaba todo el sistema. Fue tanta la presión de falsedad que recibió que ya no sabía distinguir entre lo que era real o irreal. Su mente estaba confundida entre sus recuerdos reales y los engaños que trataron de introducir en su mente. A veces lo tenía todo claro, a veces no sabía qué creer; era como si escuchara voces contrarias en su mente tratando de controlarlo. Pero en el fondo, él sabía que Katniss era una fuente segura, de manera que el acudía a ella constantemente para verificar si que estaba en su mente era real o irreal.

¡Qué estado de confusión y desesperación! Mientras veía la película les confieso que me sentí tan identificada, puedo imaginarme como se siente porque he estado ahí y estoy segura de que tú también. Siendo presionadas con tantas mentiras que el mundo promueve acerca de Dios y acerca de nosotras mismas.

Mentiras que nos empujan a la destrucción, que nos envuelven mientras buscamos nuestra felicidad y cuyo resultado son cadenas que nos atan. Mentiras que nos esclavizan y nos destinan a vivir como prisioneras aun teniendo la puerta abierta para nuestra libertad.

La condición de Peeta y la nuestra es muy similar, hemos sido engañadas con mentiras que ciegan nuestro entendimiento al punto de no poder distinguir entre lo real y lo irreal.

De hecho, Jesús sabía que necesitaríamos ser lavados de todas las mentiras que nos asedian y viven en nosotros, por eso oró: Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad. Juan 17:17

En la NTV dice: Hazlos santos con tu verdad; enséñales tu palabra, la cual es verdad.

No tenemos por qué seguir confundidas porque Dios nos ha dado Su Palabra, la fuente absoluta de toda verdad. Necesitamos correr a ella y permanecer escuchando lo que ella tiene que decirnos. Ella tiene el poder para protegernos, para re-programar nuestra mente, para instruirnos, para enseñarnos cómo permanecer firmes, para redargüirnos de pecado, para corregirnos cuando andamos en un mal camino y para instruirnos a andar sabiamente.

En medio de tanta confusión y manipulación en los medios de comunicación, necesitamos:

-Entrenar nuestras mentes con la Verdad.

-Contrastar nuestras ideas con la Palabra de Dios.

-Verificar constantemente que nuestros pensamientos estén alineados a la Verdad.

-Recordatorios de la Verdad.

-Personas a mi alrededor que me hablen verdad

-Exponernos a la verdad.

Aquí te comparto algunas verdades que no puedes olvidar:

Eres una pecadora.
Por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios. Romanos 3:23

Tus buenas obras no pueden salvarte.
Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor hacia la humanidad, El nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino conforme a su misericordia. Tito 3:4-5ª

Solo en Jesús hay salvación
Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos. Hebreos 4:12

Ningún pecado podrá ser más grande que el sacrificio de Cristo.
Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad. 1 Juan 1:9

¿Más verdades? Haz click aquí.

Cuando las cosas luzcan confusas, recuerda: Lo único real es Cristo, Su Palabra es confiable.

¡Ayúdanos a continuar con la lista de verdades en la sección de comentarios!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Betsy Gómez tiene una gran pasión por inspirar a otras mujeres a atesorar a Cristo en lo ordinario de la vida. Ella dirige el área de creatividad de Aviva Nuestros Corazones y las iniciativas de alcance de Joven Verdadera. Nació en la República Dominicana, y ahora vive en Irving, Texas, donde su esposo, Moisés, sirve como pastor hispano en la iglesia First Irving. Tienen tres niños y una niña.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la conversación