Siendo una chica en un mundo transgénero

Les preguntamos a ustedes dónde enfrentan resistencia ante la verdad de Dios. Esto es lo que nos respondieron:

"Muchas veces me preocupa que mi creencia en que Dios hace a las personas  varón o hembra, sin ser ambos o sin intercambiar géneros sea entendida como odio." -Olivia

"En mi escuela, los que no están de acuerdo con la comunidad LGBT son verdaderamente mal vistos." -Leah

"Me siento en conflicto cuando se trata el tema de LGBT." -Beatrice

Como hijas de Dios que creemos que su Palabra es verdad, se siente como si vemos rosado y azul en un mundo que ve un arcoíris. A veces, tenemos a las personas que nos rodean viendo en rojo.

Así que, como chicas en un mundo transgénero, ¿cuál es la mejor manera de responder al debate en curso sobre la preferencia sexual? Me gustaría meter mi pie en el agua de esa conversación en la publicación de hoy, pero primero, ¿te importa si hago un par de aclaraciones?

Aclaración # 1: Yo creo que la Palabra de Dios es verdadera e inmutable.

Me gustaría traer estos dos versículos directamente a la mesa:

"Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia. " (2 Tim. 3:16).

"Porque yo, el Señor, no cambio" (Mal. 3: 6).

Yo creo que la Biblia es la Palabra de Dios y que no cambia en base a las circunstancias o la cultura. Si tienes una creencia acerca de la preferencia sexual que se basa en algo distinto de lo que dice la Palabra de Dios, vamos a tener dificultades para encontrar un terreno común.

Aclaración # 2: Este problema es demasiado grande como para cubrirlo por completo en una sola entrada del blog.

No soy capaz de cubrir los temas de sexualidad desde todos los ángulos posibles en un solo artículo. Vamos a seguir hablando de este tema aquí en el blog, así que considera esto el comienzo de la conversación.

Aclaración # 3: Se trata de una zona libre de guerras.

Sé que los temas sobre LGBT son temas muy calientes. De hecho, se han convertido en el fuego en el que todos danzan. Pero porque amo a las lectoras de este blog y porque quiero que nos vean como un faro para los que buscan la verdad en línea, no voy a dejar que este post inicie una guerra en la sección de comentarios. Nos encanta la discusión y estás más que bienvenida a estar en desacuerdo con mi posición, pero para mantener tu comentario debes hacerlo de una manera respetuosa, preocupándote por los corazones de los lectores de este blog.

¡Uf! Eso fue un montón de letras pequeñas. Ahora vamos a ir al grano. Como una chica cristiana, ¿qué puedes hacer para resistir el mensaje de que el género es fluido? Aquí hay cinco ideas.

1. Conoce tu Biblia

Todo el mundo tiene una opinión sobre la sexualidad. Esas opiniones se han formado, en gran parte, a través de experiencias. Pero nosotros no interpretamos el mundo a través de nuestros sentimientos o experiencias. Nosotros lo interpretamos a través de la Palabra infalible e inmutable de Dios.

¿Qué dice la Biblia realmente sobre la sexualidad? Si vas a tomar una posición sobre este tema, es necesario comenzar con esa pregunta. Te sugiero no googlearlo. Eso sólo te llevará a lo que otras personas dicen que la Biblia dice acerca de la sexualidad. Corta los intermediarios y ve directamente a la fuente. Pídele a Dios que te muestre su verdad sobre este asunto. ¡Esa es una oración que a ÉL le encanta contestar!

Santiago 1: 5 promete: "Pero si alguno de vosotros se ve falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada."

Hacer tu tarea en este tema ayudará a que la verdad de Dios se filtre profundamente en tu corazón. La defensa de la verdad siempre comienza con la apertura de tu Biblia.

2. Ora por avivamiento

Esta semana, mi pastor dijo, "Si el dolor de este mundo va a ser aliviado, va a requerir corazones cambiados. No  sólo un par. Billones de ellos.".

Eso vas a predicar.

En lugar de orar por tus compañeros LGBT en tu escuela para que cambien su posición o te dejen en paz, ora por ellos  para que rindan  sus vidas a Jesús. Ora por qué el Espíritu de Dios haga un milagro en tu escuela. Ora para que muchas de las personas en tu salón de clases reconozcan a Cristo como Señor. El cambio de comportamiento es un hermoso resultado del cambio del corazón. ¿Te unirás a mí en la oración por  corazones cambiados? No sólo algunos. ¡Billones de ellos!

Imagínate lo que podría suceder si comienzas a orar mientras caminas por los pasillos de tu escuela cada mañana.

3. Manténte fuera de la pocilga

El debate LGBT no puede ser ganado o perdido en Facebook.

El debate LGBT no puede ser ganado o perdido en Facebook.

Repetí esa frase porque todos necesitamos el recordatorio.

Cuando nos gritamos el uno al otro a través de una plataforma digital, nadie gana. Hablar sobre un tema tan personal y tan caliente en el ámbito público no nos llevará a ninguna parte. Necesitamos tener conversaciones de saturadas de amor, llenas de gracia. Eso sólo puede ocurrir en persona, y preferiblemente uno-a-uno.

Jesús lo dijo de esta manera: " No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las huellen con sus patas, y volviéndose os despedacen." (Mat. 7: 6).

En lugar de conducir a corazones cambiados, debatir este tema en las redes sociales sólo provocará  frenesí.

4. Vive una vida pura

El debate LGBT es en última instancia acerca de la elección de creer (o no creer) que Dios como el Creador de todas las cosas, puede decidir cómo expresamos nuestra sexualidad. Ser gay, transexual o bisexual no es la única manera de perder el diseño de Dios para la sexualidad. Tenemos que evitar estar cerca  del pecado sexual en la vida de otras personas y o bajar la guardia sobre el pecado sexual en nuestras propias vidas. Jesús advirtió contra el síndrome de la paja en los ojos:

"¿Y por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo puedes decir a tu hermano: “Déjame sacarte la mota del ojo”, cuando la viga está en tu ojo? ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás con claridad para sacar la mota del ojo de tu hermano." (Mateo 7: 3-5.).

Una forma contracultural de tomar partido por el plan de Dios para la sexualidad es ¡vivirlo!

Porque esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación; es decir, que os abstengáis de inmoralidad sexual; 4 que cada uno de vosotros sepa cómo poseer su propio vaso  en santificación y honor, 5 no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; (1 Tes. 4: 3-5).

5. ¡Sé una luna!

Cuando se trata de sexo, somos sabios al preguntar: "¿Por qué es importante?" Si vamos a replantear nuestra afirmación en el hecho de que los roles de género son fijos y no se pueden cambiar, necesitamos saber por qué eso es una colina en la cual vale la pena morir .

Génesis 1:27 da una respuesta sorprendentemente simple:

Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Todas las personas llevan la imagen de Dios. Dios hizo a los chicos, chicos, para revelar algo acerca de sí mismo y Él hizo a las chicas, chicas, para reflejar algo acerca de quién es Él. Cuando las líneas se vuelven borrosas, nuestra imagen de Dios empieza a ser borrosa.

No tienes que marchar en un desfile para defender la verdad de Dios sobre el género. Sólo tienes que reflejarla. Como la luna, que no tiene luz propia, sino que refleja el brillo del sol, mostramos el plan de Dios para el género cuando imitamos a Jesús.

Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados (Ef. 5: 1).

Sigue el arco iris

El arco iris se ha convertido en un símbolo utilizado por los LGBT, pero la Palabra de Dios enseña un significado diferente.

En Génesis 9, el arco iris es un símbolo de la misericordia de Dios y su promesa de que nunca más volvería a destruir la tierra con un diluvio. Ve rápidamente hasta la parte de atrás de tu Biblia, y verás que el arco iris aparece sobre el trono de Jesús (Apocalipsis 4: 3). La historia de toda la humanidad está sustentada con el arco iris. En última instancia es un recordatorio del poder y la soberanía y el amor de Dios por su creación.

En lugar de confiar en nuestra cultura o en tu escuela para que vean este tema como lo hacemos nosotras, confiamos en el Dios que colgó el primer arco iris. Si bien estos pasos son importantes , no podemos cambiar el rumbo de todo en cinco sencillos pasos. Solo Dios puede cambiar los corazones y las mentes. ¿Confías en Él de que puede hacerlo en tu escuela?

Jesús, haz las lectoras de este blog afortunados reflejos de tu verdad. Enséñanos a ser chicas que viven tu verdad. Amén.

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin ama a las mujeres jóvenes. Fundó Ministerios Graffiti en respuesta a su exposición a las niñas adolescentes que luchan en las áreas de la identidad, la autoestima, y la verdadera belleza. Erin es la autora de varios libros que aplican la verdad de Dios a grandes temas como la belleza, la pureza y la maternidad. Erin y Jason son padres de dos niños adorables, Eli and Noble.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión