Rendición

Ondear una bandera blanca en símbolo de rendición es visto como un signo de debilidad. Sin embargo, rendirse y someterse a la voluntad de Cristo es el único lugar en el que somos verdaderamente fuertes. Cuando dejas de hacer las cosas en tus propias fuerzas y confias en Cristo, es cuando encuentras la verdadera libertad. Que estos recursos sean se ayuda para que puedas entender el gran beneficio de rendirnos a la perfecta voluntad de Dios.