Un encuentro con la humildad

Del equipo de Joven Verdadera: Estamos cambiando un poco las cosas aquí en el blog de Joven Verdadera. En lugar de publicaciones, las estamos guiando a través de un estudio Bíblico en línea. El estudio viene del libro más reciente de Erin, Una Historia Hermosa y Encuentros Hermosos (disponibles solo en inglés).  No necesitan copias de los libros para participar. Toma tu Biblia (y tal vez tu diario y una pluma), y únete a nosotras mientras miramos a Jesús a través de los ojos de cuatro mujeres del Antiguo Testamento.

Tal vez cuando piensas en la realeza, te imaginas el cuento de hadas con un deslumbrante castillo, un trono enorme y gran poder. Tal vez te imagines a la familia real moderna de Gran Bretaña con sus espectaculares bodas y sin fin de fotos de hijos adorables. De cualquier manera, la mayoría de nosotras piensa en poder, autoridad y status de celebridad cuando imaginamos la realeza.  

Jesús tiene una forma de cambiar completamente nuestra perspectiva. Toma tu Biblia o haz clic en algún enlace como biblegateway.com, y lee Apocalipsis 19:16.

¡Jesús es rey! La Biblia lo describe a Él como el Rey de Reyes y Señor de Señores.

¿Poder? Sí.

¿Riquezas? Sí.

¿Fama? ¡Sí!  

Y sin embargo, Jesús no presumió de esto mientras estuvo en la tierra. Más bien, Él demostró una increíble humildad.

¿Humil-que?

La humildad es difícil de entender para nosotras porque vivimos en una cultura que pone gran valor en los logros, famas y riqueza. Las personas que consideramos son los mayores tienden a ser aquellos que tienen mucho, no los que sirven mucho.

Sin embargo Jesús modelo la humildad, y Él nos llama a vivir humildemente, también.  

Mi definición favorita de humildad es que la humildad no es pensar menos de nosotras mismas, es pensar en nosotras menos. Poniéndolo en una ecuación, humildad quiere decir tú > yo.

En cada paso del camino, en cada encuentro, Jesús respondió a las personas con gracia y humildad. Él no demandó adoración o hizo alarde de Su divinidad. Él no estaba preocupado por ganar riqueza y poder. Más bien, Él sirvió humildemente a otros.

Golpe de realidad

Lee Mateo 20:20–23.

La mujer en esta historia es Salomé. Ella era la mamá de Santiago y Juan, dos de los primeros hombres que Jesús llamó entre Sus doce discípulos. Ellos habían visto a Jesús realizar milagros y lo habían escuchado predicar sobre el reino de Dios. Ellos creían que un día Jesús iba a reinar en la tierra como rey. La petición de Salomé fue que sus hijos tuvieran poder, prestigio y autoridad una vez que Jesús se sentara sobre un trono físico.

Lee la respuesta de Jesús en Mateo 20:23–28.

Aquí está la gran idea:

“sino que el que quiera entre vosotros llegar a ser grande, será vuestro servidor, y el que quiera entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo; así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos” (vv. 26–28).

El camino a la grandeza es el servicio

El camino a la grandeza es el servicio

El camino a la grandeza es el servicio

Necesitamos escuchar esto seguido para que atraviese nuestros gruesos cráneos. Dios nos ha llamado a una forma de vida que se siente de cabeza y al revés. No avanzamos siguiendo el ejemplo de Salomé y pidiendo una posición de poder. Avanzamos al seguir el ejemplo de Jesús y servir a otros.

¿Aprendió Salome las lecciones que Jesús vino a enseñar? Puedes encontrar la respuesta tú misma leyendo Marcos 15:37–41 y 16:1. (Una pista: ¡Si lo hizo!)

Estoy menos preocupada por Salomé y más preocupada por ti y por mí. ¿Sabemos que servimos a un Salvador que vino a servir y no a ser servido? ¿Entendemos que estamos llamadas a hacer lo mismo para vivir como Cristo? ¿No solo de vez en cuando, no solo cuando es conveniente, cada día en un millón de formas sabiendo que probablemente nadie nos va a agradecer?

¿Qué te ha enseñado Dios sobre la humildad y el servir a otros? Deja un comentario con una respuesta honesta en la parte inferior.

P.D.: Muchas gracias por ser parte de nuestro estudio bíblico. ¡La pasamos genial con ustedes! Si les gustaría tener más estudios Bíblicos, díganoslo. Nos encanta escuchar sus ideas.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Joven Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Erin Davis

Erin Davis

Erin ama a las mujeres jóvenes. Fundó Ministerios Graffiti en respuesta a su exposición a las niñas adolescentes que luchan en las áreas de la identidad, la autoestima, y la verdadera belleza. Erin es la autora de varios libros que aplican la verdad de Dios a grandes temas como la belleza, la pureza y la maternidad. Erin y Jason son padres de dos niños adorables, Eli and Noble.

¡Hey chicas! Nos encanta escuchar de ustedes, pero nos sentimos limitadas por las formas en que podemos ayudarlas.

Si buscas consejo te animamos a hablar primero con tu pastor o una mujer piadosa en tu vida, ya que ellos sabrán más detalles de ti y te darán seguimiento y ayuda.Lo publicado en la sección de comentarios no necesariamente refleja el punto de vista de Aviva Nuestros Corazones.

Nos reservamos el derecho de remover opiniones que puedan no ser de ayuda o inapropiadas. Puede ser que editemos o removamos tu comentario si: * Requiere o contiene información personal como emails, direcciones, teléfonos. *Ataca a otras lectoras. * Utiliza lenguaje vulgar o profano.

Únete a la discusión