Reseña: Caminado juntas por la vida

Parte de las iniciativas que queremos desarrollar dentro del blog de Maestra Verdadera es, además de animarnos las unas a las otras, poder proveer de herramientas que nos ayuden a ser mas efectivas en nuestro servicio al Señor primeramente y después a las mujeres que servimos. Es por tal razón que te compartimos este libro digital llamado «Caminando juntas por la vida». 
Este recurso es es una guia de 4 semanas para discipular a otros basada en Tito 2. A continuación te invito a leer una breve reseña escrita por unas de nuestras colaboradoras acerca de como usar este recurso. –Yamell de Jaramillo | Blog Maestra Verdadera.

¿Sabes cómo cultivar una relación como la que se nos enseña en Tito 2?

Antes de leer este artículo estaba temerosa pues sabía que Dios hablaría a mi vida en cuanto a lo que estoy y no estoy haciendo bien con respecto a este tema.

Discipular (mentorear) es algo que sabemos que Dios quiere que hagamos; de eso no hay duda, pero obedecer es lo que cuesta, y cuesta mucho pues es dejar de pensar en nosotras mismas para pensar en otra persona. Otras veces nos cuesta pues no sabemos cómo hacerlo; por esa razón agradezco a Dios por recursos como este que nos enseñan de forma práctica a obedecer el mandato de Dios.

En esta guía hemos coleccionado sabiduría práctica y algunas ideas de más de dos docenas de Embajadoras y del equipo de Aviva Nuestros Corazones que tienen experiencia en relaciones de vida-a-vida. Mientras lees sus ideas y lo que funcionó para ellas (y lo que no funcionó) esperamos que puedas ser inspirada a buscar una relación de mentoría personal. Y mientras lo haces, oro que puedas experimentar el verdadero gozo que viene de invertirse en la vida de otras, porque en última instancia no se trata de nosotras, se trata de manifestar la gloria de Cristo al mundo.

Me encanta la definición que da el material acerca de lo que es mentorear: «Compartir mi experiencia de vida y mi perspectiva con mujeres más jóvenes, mientras aprendo de otras más ancianas y caminamos por la vida juntas.»

Este material te animará a poner muchas cosas en practica a través de los llamados: «Puntos de acción». Los encontraras dentro de cada semanay aquí es donde viene lo difícil… ¡obedecer! Qué fácil es leer, qué fácil es aprender cómo es la manera en que Dios quiere que yo discipule a otra mujer; pero es en este punto: la acción es en donde voy a demostrar si realmente quiero hacer la voluntad de Dios o solo adquirir conocimiento. La vida cristiana es una vida práctica, no solo conocimiento y si estoy dispuesta a conocer y obedecer lo que Dios quiere que yo haga para glorificar su Nombre y ser de bendición a otras mujeres es hora de seguir adelante aprendiendo cómo caminar junto a otra mujer por la vida.

Al final de cada semana encontrarás un testimonio que sirve de ánimo en la carrera de servir e invertir tu vida en otras mujeres. Siempre es bueno conocer de otras hermanas que también pasan por las mismas situaciones que tú y yo, así que el poder ver como Dios obra en las vidas de nuestras hermanas tambien es de ánimo en nuestra labor.

Finalmente, en la parte de recomendaciones podrás tener ideas que fácilmente puedes implementar y hacer parte de tu mentoría o puedes compartirlas con otras mujeres de tu iglesia local que tambien sirven junto a ti en el ministerio de mujeres.

Antes de comenzar a leer, te animo a que evalúes cuál es la razón por la cual deseas ser la mentora de otra mujer. Nuestra vida no nos pertenece (1 Corintios 6:19); tú y yo hemos sido creadas para dar gloria a Dios, por lo tanto la única motivación correcta para que comiences esta aventura maravillosa de mentorear a otra mujer es ¡dar gloria a Su Nombre!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Maestra Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Consuelo Catalán

Consuelo Catalán

Consuelo es originaria de Bogotá, Colombia. Está casada con Joaquín y tienen dos hijos, Laura y Nicolás. Junto a su esposo han servido al Señor tiempo completo desde 1993 cuando se casaron. Estuvieron como misioneros en Chile y Colombia durante 17 años. A partir del año 2009 Joaquín, su esposo, ha sido pastor de la Iglesia Bautista de Pontevedra en Bogotá.

Consuelo ama enseñar a las mujeres acerca de las verdades Bíblicas que las hacen libres y apoya en consejería de mujeres, discipulado y el grupo de alabanza de su iglesia.