Abandona tu cómoda guarida | Miniserie “Reflexiones del viaje de los 30 días del Manifiesto de la Mujer Verdadera”

Entonces, como escogidos de Dios, santos y amados, revestíos de tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia; soportándoos unos a otros y perdonándoos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro; como Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Y sobre todas estas cosas, vestíos de amor, que es el vínculo de la unidad. Colosenses 3:12-14 LBLA

No sé tú, pero a mí nunca me ha gustado sentirme invadida, presionada o interrogada, cuando eso sucede se me figura que me asfixio. Muchas veces me ha molestado la “intromisión” de personas en lo que considero mi tiempo, mi espacio personal, mi vida. ¿Te diste cuenta cuántos "MI" hay involucrados en el enunciado anterior?, ¡prueba clara de la necesidad de redención continua que tengo!. Diariamente necesito vestirme de amor, el vínculo de la unidad.

Mucho tiempo me entregué al "individualismo" y anhelaba poseer una "independencia" y “autosuficiencia” extremas. Lo escribo entre comillas porque esos conceptos en sí ¡son un espejismo! Fuimos diseñadas para relacionarnos primeramente con Dios y luego los demás, somos seres sociales y desde que nacemos necesitamos de otros.

Debo admitir que me siento “segura” dentro de mi pequeña “zona cómoda”, donde puedo colocar barreras protectoras para que nadie entre más allá de donde considero adecuado, donde no me sienta expuesta o vulnerable. Salir de ahí requiere humildad, mansedumbre, paciencia… cada día necesito pedir eso.

Si tu naturaleza es también así, comprenderás que: El haber sido COMPRADA y PERTENECER a Jesucristo es algo que sacude tu universo ya que dejas de tener el “derecho” y el “control” de tu vida, te rindes voluntariamente y sin reservas, en una DEPENDENCIA EXTREMA a Él.

Al entregar mi vida a Cristo es lo que hice, decidí entregarle mis pensamientos y voluntad, mi todo. ¿Qué mayor forma de permitir una "intromisión" que esa?.En Su infinito poder Él puede transformar las áreas que han sido manchadas y arruinadas por el pecado y hacerlas nuevas. ¡No hay nada mejor o más seguro que eso!.

Ser totalmente independiente es una utopía, una de las primeras tentaciones humanas: -no querer necesitar de nadie, es similar a querer ser como Dios-(Génesis 3:4).

Nadie puede sobrevivir solo, fuimos creados para vivir en comunidad, para ser parte de un cuerpo, para necesitarnos, soportarnos, perdonarnos, complementarnos, amarnos unos a otros. No importa cuántas barreras intentemos levantar, nos perderemos de mucho aislándonos, cerrándonos.

¿Cuál es entonces el plan divino para la vida? Podemos aprenderlo de nuestro tierno y amoroso Creador que se despojó de Sí mismo (Filipenses 2:7-11), perdonando, soportando, vistiéndonos cada día de Él y disfrutando la unidad que nos brinda con los demás para aprender y crecer, para no ser endurecidas por el pecado (Hebreos 3:13).

Hoy me resulta claro ver que no me pertenezco a mí misma, tengo un Creador, un Redentor, un Dueño. Un diseño y plan divino perfecto y sólo eso trae una esperanza viva, sentido, dirección y propósito a mi vida (1 Pedro 1:3-5).

El Señor no sólo desea que seamos parte de Su pueblo (Salmo 79:13), sino que también por amor a Su nombre quiere redimirnos de toda iniquidad y purificarnos (Isaías 43:25).

Ha sido rindiendo mi vida y saliendo de ese ensimismamiento enfermizo que he tenido la oportunidad de ser un instrumento del amor de Dios para el beneficio de otros, y no permanecer en mi “cápsula segura” y egoísta. Compartir el testimonio de lo que Dios hace en tu vida es una de las formas de llevar la semilla del Evangelio a otros.

Cuéntame de ti. ¿Te has rendido bajo la autoridad de Dios o sigues viviendo conforme a tus propias ideas y reglas?  Te invito a considerar seriamente rendir tu vida a Cristo, la eternidad importa. Y si ya te has decidido a seguirle ¿cómo saldrás de tu área de comodidad y permitirás que Él use tu vida para sembrar la semilla de Su amor y compartir las buenas nuevas con otros?.

DÍA 4. Tomar el Viaje de los 30 días a través del Manfiesto de una Mujer Verdadera puede ayudarte a comprender el diseño de Dios para tu vida, disponte a escudriñar Su Palabra y aprender sobre él al estudiarlo.

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Lucy Reyna Orozco Meraz

Lucy Reyna Orozco Meraz

 

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a
 
su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios.
 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus
 
prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera
 
posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse
 
en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo
 
sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y
 
la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino.
 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales.
 
@LucyReyna

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios. 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y  la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino. 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales. @LucyReyna