Agradecida por la hermosa heredad que me ha tocado

Este año ha sido todo un reto. Ciertamente hay momentos en la vida donde todo parece venir junto. Es ahí donde toma sentido el versículo que nos enseña "Basta a cada día sus propios afanes".

Desde sus inicios este año trajo consigo una serie de retos extra a los propios de ser esposa y madre de dos varoncitos: vida en una nueva casa, terminar una maestría, participar en actividades laborales y profesionales de mi esposo, plagas de ratones, remodelación de áreas de la casa, personas entrando y saliendo, viajes al interior y al exterior, etcétera.

Muchas de estas actividades implicaban dejar los niños, planificar itinerarios, elaborar proyectos, cuidar de la casa, preparar de antemano las cosas, lidiar con el corazón cuando se presentaban imprevistos o alguien no cumplía con lo prometido… en fin, ¡mucho más! pero sobre todo hay lecciones que Dios dejó impregnadas en mi corazón:

1. Su gracia es suficiente.

"Y Él me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad" (2 Co.12:9) Fueron muchas las veces que me preguntaba ¿Pero cómo podré hacer esto? ¿Cómo puedo estudiar y concentrarme con un pequeño de dos años jugando y llorando a mi lado? La respuesta de Dios fue '"Te basta mi gracia" y así fue.
Dios controla y prepara las cosas para el bien de aquellos a quienes El ama. Cuando deseamos controlar las situaciones mal utilizamos nuestras fuerzas y nos agotamos física, emocional y espiritualmente. Todo lo que Dios nos trae a nuestras vidas lo usa para nuestro bien. Cuando deseamos buscar la voluntad de Dios, El mismo nos equipa para la tarea que tenemos por delante porque "fiel es Dios que junto con la prueba también nos da la salida".

2. Puedo mirar hacia atrás y decir "EBENEZER".

Hasta aquí me ayudó el Señor y como el salmista en el Salmo 16 "El Señor es la porción de mi herencia y de mi copa; Tú sustentas mi suerte, las cuerdas cayeron para mí en lugares agradables; en verdad mi herencia es hermosa para mi" VV5-6.

El Señor es bueno y fiel…¡Siempre es fiel! ¡A Él sea toda la gloria por siempre!

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Elisa Michelen de Ramírez

Elisa Michelen de Ramírez

Elisa Michelen de Ramírez está casada con Alejandro Ramírez. Tiene dos preciosos varoncitos: Rodrigo de 4 años y Kalil de 1. Estudió Educación Inicial dedicándose al ejercicio de su carrera hasta su primer embarazo. Actualmente es esposa y madre a tiempo completo en su hogar, algo que estima como gran privilegio. Sirve en su iglesia local en el ministerio de cuna y próximamente en la Escuela Dominical junto a su esposo quien es profesor. Tiene deseos de crecer y seguir amando al Señor cada día más para ser conformada a Su imagen. Además, anhela compartir con las más jóvenes el gran valor de andar haciendo la voluntad de Dios desde temprano en sus vidas.