Amigas de fe

Y he aquí, unos hombres trajeron en una camilla a un hombre que estaba paralítico; y trataban de meterlo y ponerlo delante de Jesús. Y no hallando cómo introducirlo debido a la multitud, subieron a la azotea y lo bajaron con la camilla a través del techo, poniéndolo en medio, delante de Jesús. Lucas 5:18-19

¿Has recibido alguna muestra de amor que te haya impactado? En el mes de febrero muchas aprovechamos para demostrar amor y aprecio hacia otros ya sea con palabras, tarjetas o regalos. Pero en esta historia, resulta admirable leer lo que hicieron cuatro hombres por su amigo discapacitado.

Aquel paralítico quería ser sanado, pero debido a que no podía llegar por sí mismo hacia Jesús, sus amigos se hicieron cargo de la situación. La historia narra que, a causa de la multitud, ellos  no podían acercarse a Jesús, por lo que subieron encima de la casa y en Marcos 2:4 se añade que hicieron “una abertura”  en el techo, para bajar  “el lecho en que yacía el paralítico”.

Es asombrosa la entrega de estos amigos, quienes se identificaron con la misma causa. Compartían tanto la situación de su amigo que se ofrecieron a llevarlo hacia Jesús, y le sirvieron como manos y pies, justamente lo que sus limitaciones no le permitían hacer.

Estuvieron dispuestos a sufrir la vergüenza de ser vistos por la multitud llevando a cabo esta “descabellada” idea de romper el techo para que su amigo obtuviera la sanidad. ¡Cuán grande fe tuvieron esos amigos!

Quizás durante una aflicción, tu fe no esté lo suficientemente fuerte o no te sientes totalmente capacitada para atravesar la multitud representada por las dificultades de la vida; es ahí donde llegan las amigas de fe para alentarnos y motivarnos.

¿Tienes amigas de fe? Si no, hoy es un buen día, para pedir a Dios que traiga a tu vida amigas de fe que te ayuden a acercarte más a Jesús, que te fortalezcan en tus debilidades y puedan ser tus pies y manos cuando no tengas fuerzas para levantarte.

Tú también puedes convertirte en una amiga de fe para otras, mostrándoles el camino hacia Cristo y colocándolas a los pies del Maestro para que obtengan lo más importante de sus vidas: la salvación.

  ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com 

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Rosanna Ramírez de Rosario

Rosanna Ramírez de Rosario

Rosanna Ramírez de Rosario es esposa de Smaily Rosario. Residen en la ciudad de La Romana. Está convencida de la inmensa capacidad con la que Dios ha dotado a la mujer para desempeñar la función que El le asignó en Su Creación, pero también está consciente de las consecuencias que el desconocimiento de Su Plan pudiera acarrearnos, por eso sirve al Señor discipulando mujeres de diferentes edades para guiarlas en sus primeros pasos en la fe;  y ayuda a su esposo en el Ministerio de Jóvenes en la Iglesia Bíblica Cristiana Ebenezer de San Pedro de Macorís.

Únete a la discusión