Conoce la historia de Débora

Mi nombre es Débora, tengo 29 años, estoy casada desde hace 10 años y tengo un hijo de 4 años. Vivo en Bahía Blanca, Argentina.

Nací en un hogar cristiano y crecí pensando que como no había dado mucho trabajo a mis padres, Dios me amaba por lo buena niña y joven que yo era. Conocí a quien hoy es mi esposo y juntos servíamos al Señor. Yo trabaja y estudiaba y el tiempo que restaba lo usaba en actividades de la iglesia.

Las dos metas más importantes de mi vida eran  ser una buena profesional y  una  líder de la iglesia.

El hogar no era una prioridad para mí. Por más de  6 años rehusé el salir embarazada y  tener un hijo para que no estorbara mis planes. No era una esposa sujeta, ni respetuosa. En este tiempo fue que el Señor me mostró que yo no era una  verdadera cristiana  y que no vivía conforme a Su diseño.

Una hermana y amiga  me compartió una serie de la mujer de proverbios 31, de Nancy Leigh DeMoss y fui muy confrontada. A través de esta serie Dios me dio convicción de pecado y me corrigió. A través de este estudio me exhortó a ser esa mujer que El queria que yo fuera. Todo esto llegó a mi vida junto con un proceso de  mucha oración y humillación. Dios me había mostrado que yo no era una mujer conforme a Su corazón. Tuve que desintoxicarme de mi manera de vivir,  ya que nada en mi vida  honraba a Dios. Comenzando por mi forma  de vestir, hasta mi manera de hablar, y mis planes para el futuro. El Señor abrió mis ojos y se reveló a mi corazón. Fui amonestada en mi rol como esposa y madre. El Señor tuvo que humillarme por el orgullo que había en mi corazón. Y por Su gracia El enderezó mis pasos y alumbró mi mente. El Señor ordenó mi vida. Hoy soy esposa y madre a tiempo completo. Ahora mi hogar es mi ministerio principal, educo a mi hijo en casa y oro que Dios me haga una esposa piadosa y más conforme a su palabra.

Comencé el estudio de proverbios 31 con un grupo de hermanas y desde entonces,  gracias a los medios de comunicación, hemos podido crecer y ser ministradas por Dios a través las conferencias de True Woman, y los programas de Aviva Nuestros Corazones en la radio. El Señor ha usado a Nancy y a todo este ministerio para encaminar nuestros pasos y ordenar nuestros hogares y nuestra iglesia. Vimos la necesidad de compartir este mensaje con otras mujeres de nuestra comunidad y El Señor ha sido fiel, mostrando evidencias de Su poder en muchas familias de nuestra ciudad y de otras provincias de nuestro país, a quienes les hemos compartido y las hemos invitado a involucrarse con este ministerio.

Hoy, por Su gracia, somos más las  mujeres que queremos que nuestros hogares sean el reflejo del corazón de Dios y Su plan redentor. Que El señor a través de esa gracia siga llamando a sus hijas de todo lugar. ¡Sólo a Dios  la Gloria!

“El Señor es mi porción, he prometido guardar sus palabras”

Salmo 119:57

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Débora Dilge de Peralta

Débora Dilge de Peralta

Débora esta casada desde hace 16 años con Victor Peralta, Pastor de la Iglesia Cristiana de la Gracia, en Bahía Blanca, Argentina. Tienen dos hijos a quienes educan en el hogar y juntos como familia alojan niños con necesidad de abrigo transitorio, a quienes instruyen cada día con el deseo de imprimir el evangelio en sus corazones. 

Débora abrazó el llamado del ser esposa y madre a tiempo completo y dirige un estudio bíblico para madres en su casa donde concurren mujeres de diversas congregaciones, también enseña junto a otras mamás en la escuela bíblica de niños. 

Gozosa de servir como representante de Aviva Nuestros Corazones en su país, Débora siente un fuerte compromiso de extender y anunciar el diseño de Dios para las mujeres, animándolas a conocer la verdadera libertad, plenitud y abundancia en Cristo.