Aceleradores del metabolismo (Mito o verdad)

1- Tomar mucha agua acelera el metabolismo

Mito: tomar mucha agua nos ayuda a sentirnos más llenas pero no acelera el metabolismo. Tomar agua o un caldo antes de comer nos ayuda a saciarnos antes por lo que comeremos menos.

2- Comer muy cerca de la hora de acostarse aumenta el peso más fácilmente porque el metabolismo disminuye en la noche.

Mito: Lo importante es la cantidad de calorías consumidas durante el día y si se han distribuido durante el día. Muchas veces las personas tienen la tendencia de comer más en la noche, alimentos ricos en calorías lo que provoca el aumento de peso.

3- Comer fuera de hora hace que el metabolismo trabaje más lento por lo que aumentaremos de peso más fácilmente.

Mito: En esencia se trata de la cantidad de calorías consumidas en 24 horas, aunque comer todas las calorías en una sola comida versus distribuirla durante el día puede hacer que el metabolismo trabaje más lento. Lo único que acelera el metabolismo es la comida, los ejercicios y posiblemente el té verde. Cuando pasamos mucho tiempo sin comer, el metabolismo trabaja más lento; por lo tanto, comiendo la misma cantidad de calorías pero distribuyéndolas durante el día, mantenemos el metabolismo más activo que cuando comemos la misma cantidad de calorías en una sola comida. 

4-Desayunar diariamente aumenta el metabolismo.

Media verdad: El metabolismo se vuelve más lento en la noche porque pasamos muchas horas sin comer. Cuando desayunamos, el metabolismo se acelera a su nivel normal nuevamente. Uno de los problemas de saltar comidas –sin importar de cual se trate-, es que existe una hormona llamada gherlin cuyo trabajo es aumentar el apetito. Las comidas de granos enteros y proteínas -más que las comidas altas en grasa- suprimen esta hormona. . Es decir, cuando comemos, la hormona está suprimida. Dicha hormona también aumenta cuando nos privamos del sueño; pudiendo ser ésta la conexión entre obesidad y dormir poco. 

La hormona leptina tiene la función de hacer disminuir el apetito y cuando pasamos mucho tiempo sin comer,  esta hormona disminuye, provocando más hambre. Por esta razón, las personas que saltan comidas con el propósito de rebajar tienen la tendencia de comer en exceso en las noches, fracasando en su dieta.

5-Aumentar la cantidad de músculos con ejercicio aumentará el metabolismo

Verdad: La cantidad de músculos que tenemos controla el ritmo del metabolismo. El músculo requiere más calorías para sobrevivir que la grasa por lo que el metabolismo se acelera.  Por eso los hombres requieren más calorías para aumentar de peso y también rebajan con más facilidad que las mujeres. Incorporar ejercicio cardiovascular y con pesas en su plan de dieta, ayuda a rebajar más rápido que solamente llevar una dieta.

Y ya que hablamos de mitos o realidades; en el plano espiritual, para ti que es la Biblia un libro de mitos o el Libro que contiene la Verdad?

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad  al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Para más información acerca de nuestra política de permisos: Permisos

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Catherine Scheraldi de Núñez

Catherine Scheraldi de Núñez

Cathy es la esposa del Pastor Miguel Núñez de la Iglesia Bautista Internacional (IBI), localizada en Santo Domingo, República Dominicana, cuyo ministerio de mujeres dirige. Es médico de profesión y actualmente se desempeña en su práctica privada. Funge como directora del departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad O & M donde elabora el currículo de endocrinología y reproducción y participa en la enseñanza de los estudiantes de medicina. Cathy nació en Nueva York, pero durante los últimos 15 años ha vivido junto a su esposo en la ciudad de Santo Domingo. 

 

Únete a la discusión