Creciendo en agradecimiento | Día 8

La gratitud y la humildad

Santiago 4:6-10

6Pero El da mayor gracia. Por eso dice: Dios resiste a los soberbios pero da gracia a los humildes. Por tanto, someteos a Dios. Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y Él se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones. Afligíos, lamentad y llorad; que vuestra risa se torne en llanto y vuestro gozo en tristeza. 10 Humillaos en la presencia del Señor y Él os exaltará.

La gratitud es la manifestación de un corazón humilde, tan cierto como que un espíritu desagradecido y quejoso proviene de un corazón orgulloso.

Las personas orgullosas regularmente solo piensan en sí mismas. Si las personas o circunstancias no les agradan o no les satisfacen, tienden a quejarse o resentirse.

Una persona humilde piensa más en Dios y en los demás que en sí misma. Estas personas reconocen que todo lo que tienen es más de lo que merecen. No siente que nadie le debe nada. No siente que tiene derecho a tener más, que la vida sea más fácil o que todos la amen y traten bien. Está agradecido hasta por el más pequeño acto de bondad que recibe, pues sabe que es más de lo que merece.

Haz una lista de todas las cosas por las que te has “quejado” recientemente. Considera cómo esas quejas en realidad son evidencia de orgullo, sentirte merecedora y de tener una falsa expectativa.

Siéntate en silencio hoy delante del Señor. Confiesa todo orgullo que se haya manifestado a través de queja, irritabilidad, enojo o resentimiento, en lugar de dar gracias. Humildemente dile al Señor que no te mereces ninguno de Sus favores y agradécele por cualquier bendición específica reciente que El traiga a tu mente.

Orando por un corazón agradecido

Padre Celestial, a menudo mi actitud más común es la de orgullo. Perdóname por estar tan enfocada en mi misma y fija mi corazón en Ti y en los demás. Ayúdame a pensar poco en y acerca de mí misma de manera que haya lugar para Ti y las personas que has puesto a mi alrededor. Dame una actitud de gratitud y enséñame a ser rápida en dar gracias por todo. ¡Gracias!

                                           ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----
 
Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad  al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es infeccioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias, y sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him).

Ha escrito diecinueve libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adorned: Living Out the Beauty of the Gospel Together. Sus libros han vendido más de tres millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.