Cuando la pasión por servir a Dios opaca tu relación con Él | Dios aviva las naciones

Consuelo, tuvo un encuentro personal con Dios a sus 14 años e inició una relación personal con él, pues había encontrado la paz que anhelaba. Se capacitó para ser misionera y se apasionó tanto por servir a Dios, que perdió su intimidad con él. Ella nos cuenta cómo recuperó su pasión por Dios y volvió a tener una relación íntima con él, así como el equilibrio para continuar en el servicio para Dios.

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Únete a la discusión