¡Cuánto amo tu ley! - Salmos 119:129-136

Cuando nos llenamos de la Palabra de Dios nuestro corazón es movido a obedecer y a honrar a Dios. Es mi oración que esto sea una realidad en nuestras vidas.

Los versiculos de hoy:

129 Maravillosos son tus testimonios,
por lo que los guarda mi alma.
130 La exposición de tus palabras imparte luz;
da entendimiento a los sencillos.
131 Abrí mi boca y suspiré,
porque anhelaba tus mandamientos.
132 Vuélvete a mí y tenme piedad,
como acostumbras con los que aman tu nombre.
133 Afirma mis pasos en tu palabra,
y que ninguna iniquidad me domine.
134 Rescátame de la opresión del hombre,
para que yo guarde tus preceptos.
135 Haz resplandecer tu rostro sobre tu siervo,
y enséñame tus estatutos.
136 Ríos de lágrimas vierten mis ojos,
porque ellos no guardan tu ley. (Salmos 119:129-136, LBLA)

El salmista inicia estos ocho versículos declarando que su alma guarda los testimonios de Dios porque estos son maravillosos, esto puede parecer una simple oración, pero en realidad aquí podemos ver un nivel de asombro y admiración que muchas de nosotras podemos haber perdido. 

¿Cuándo te expones ante la Palabra de Dios te sientes asombrado por ella?

Es mi oración que no pasemos por alto la asombrosa verdad de Dios revelada a simples pecadores.

En el versículo 130 recibimos la esperanza de ser alumbrados en la sencillez de nuestros entendimiento. No importa cuan densa sea la oscuridad que te rodee, la luz de Cristo puede esparcirla en un instante.  

Dios se vuelve a los que aman Su nombre y les tiene piedad, los rescata de la opresión y afirma sus pasos. Ninguna iniquidad nos dominará si amamos de todo corazón la Palabra de Dios y con la ayuda de Su Espiritu la ponemos por obra. 

Finalmente el salmista llora con compasión por aquellos que no guardan la Ley de Dios, él ha gustado que bueno es Dios y Su Palabra dulce como la miel, y siente una profunda tristeza por los que no le conocen. ¿Se entristece tu corazón por los perdidos? 

¡Pidamosle al Señor que nos de un corazón como el Suyo!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.