¡Cuánto amo tu ley! - Salmos 119:137-144

En esta porción del Salmo 119, el salmista se centra en la perfecta justicia de Dios poniendo en contraste su debilidad como hombre y exaltando la fidelidad de Dios.

137 Justo eres tú, Señor,
y rectos tus juicios.
138 Has ordenado tus testimonios con justicia,
y con suma fidelidad.
139 Mi celo me ha consumido,
porque mis adversarios han olvidado tus palabras.
140 Es muy pura tu palabra,
y tu siervo la ama.
141 Pequeño soy, y despreciado,
mas no me olvido de tus preceptos.
142 Tu justicia es justicia eterna,
y tu ley verdad.
143 Angustia y aflicción han venido sobre mí,
mas tus mandamientos son mi deleite.
144 Tus testimonios son justos para siempre;
dame entendimiento para que yo viva.

Los dos primeros versos son declaraciones muy valientes, el salmista afirma que el Señor es justo y que sus juicios son perfectos, a pesar de que con sus ojos ve todo lo contrario, aunque la injusticia está a la orden del día, él reconoce que la justicia de Dios prima por encima de toda maldad.

Cuando estás en medio de la adversidad, ¿puedes descansar en la verdad de que Dios es justo?

 

¿Las injusticias de la vida han quitado tus ojos del Dios justo?

Hay una tranquilidad del alma que sólo se obtiene cuando creemos que Dios es fiel y justo.

A pesar de que  él confiesa su pequeñez y que se siente despreciado, el salmista no pone sus ojos en sus circunstancias, el toma en cuenta los preceptos de Dios y no los olvida. Su identidad la define la Palabra de Dios, no sus sentimientos o circunstancias. 

La angusta y la aflicción han venido sobre el salmista pero el reconoce que los mandamientos de Dios son su deleite. 

Hay una tendencia en nosotras de alejarnos del Consejo de Dios a la hora de la aflicción, que el Señor nos conceda un corazon que lo busque y lo anhele aún en medio de la prueba. 

¿Dónde está tu deleite? 

Finalmente el salmista pide a Dios que le de entendimiento de sus testimonios para que viva; el verdadero avivamiento proviene de conocer y vivir la santa Palabra de Dios.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Betsy Gómez

Betsy Gómez

Hija y sierva de Dios por gracia, esposa de Moisés, madre de Josué y Samuel, portadora de un ferviente anhelo por llevar el evangelio a las siguientes generaciones. Forma parte del ministerio para mujeres Aviva Nuestros Corazones, administrando los blogs Mujer Verdadera y Joven Verdadera. Además supervisa el área de Media. Actualmente está cursando un M.A. en Ministerio a Mujeres en el Southeastern Baptist Theological Seminary. Escribe en Aviva Nuestros Corazones, en su blog personal y contribuye en Coalición por el Evangelio.