Decisiones guiadas por un corazón agradecido

Alguna vez has tenido que tomar una decisión y te preguntaste, ¿cuál es la voluntad del Señor? Pensamientos pueden plagar tu mente. Por ejemplo, si debes aceptar una oferta de trabajo, moverte al otro lado del país, con quién debes casarte, qué hacer sobre el cuidado médico de un ser querido. Y si eres como yo, te gustaría escuchar que el Señor te diga qué hacer exactamente. Desearías poder escuchar una voz en pleno auge del cielo que te diga el siguiente paso a tomar. ¿O tal vez un letrero de neón brillante con luces intermitentes? ¿No sería bueno si tuviéramos estos indicadores claros cuando necesitamos tomar una decisión?

Pero a veces no tenemos ninguna indicación clara de lo que debemos hacer. Por supuesto, la Biblia proporciona una verdad fundamental que, bajo la dirección del Espíritu Santo, nos ayuda a tomar una decisión más acertada y piadosa. Pero la Biblia no nos dice explícitamente qué trabajo tomar, con quién salir y dónde debemos vivir. Pero ¿qué tiene esto que ver con la gratitud? Aguanta, ya será claro.

Recientemente, tuve que enfrentar dos decisiones en mi vida relacionadas a una relación y a mi carrera. Había estado en oración, busqué la sabiduría bíblica de otras mujeres piadosas en mi iglesia, e indagué en la Biblia versículos relacionados a estas dos áreas. Pero aun después de buscar todos estos recursos, todavía no sabía qué hacer. Así que estaba de rodillas, llorando y preguntándole al Señor: "¿Cuál es tu voluntad, Señor? ¿Qué debería hacer?"

Y fue cuando encontré este versículo: "... dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para vosotros en Cristo Jesús"(1ª Tesalonicenses 5:18). Quería saber cuál era Su voluntad para mi vida y lo deletreó por mí. Su voluntad era que yo estuviera agradecida y le diera gracias activamente por todas las cosas.

Así que comencé a agradecerle al Señor por Sus bendiciones, por todas las circunstancias por las cuales había caminado, y hasta le agradecí por la oportunidad de tomar las decisiones que tenía por delante.

Tan pronto como comencé a hacer eso, supe exactamente qué decidir ... bueno, en realidad, no. La respuesta a mis preguntas originales sobre qué trabajo tomar y qué hacer con la relación, no cayeron del cielo. Pero después de enfocar mis pensamientos en estar agradecida en todas las circunstancias, comencé a experimentar Su paz. Aún no había decidido qué hacer, pero el Señor trajo Su paz a mi corazón porque ya estaba en Su voluntad—dando gracias. Estar agradecida era lo que necesitaba para disipar mi miedo y ansiedad al tomar una decisión.

La gratitud hace muchas cosas a favor de nosotras. Reenfoca nuestros corazones y nuestras mentes en el Buen Padre que nos bendice más de lo que nos damos cuenta, Quien permite todas las cosas en nuestras vidas para Sus buenos propósitos. Y cuando nuestros corazones están agradecidos y centrados en Su fidelidad, podemos tener una comprensión más clara de la dirección para nuestra vida.

Así que por favor comparte, ¿cómo Dios ha cambiado a través de la gratitud tu perspectiva sobre las cosas?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Alejandra Minton

Alejandra Minton

Salvada por gracia, hija del Rey de reyes, recién casada con Kyle y apasionada por estudiar y enseñar la Palabra de Dios.

Durante el día, Alejandra es una terapeuta ocupacional en un hospital de niños, pero también tiene una maestría en Consejeria Bíblica que utiliza en sus escritos y en la iglesia local. Ella contribuye a los blogs de Aviva Nuestros Corazones y Joven Verdadera. Y también escribe para su blog.