¡Despierta que ahora es el tiempo!

¿Quién sabe si no llegaste a [… ]precisamente para un momento como este?

Ester 4:14 (NTV)

Me encantó el título de la conferencia Mujer Verdadera 2015 “Ahora es  el tiempo”.  Y personalmente creo que ahora es el tiempo; pero no solamente de ir a una conferencia y escuchar cuán maravilloso es Dios, para regresar a casa y contentarme con hacer unos cambios sutiles en mi vida.

Ahora es el tiempo. ¡Tenemos la oportunidad de levantar el nombre de Dios en alto! Ya se acabó el tiempo de estar frías espiritualmente. Se nos acabó el tiempo de ser seudo-cristianas, de vivir en hipocresía religiosa.

Pero lamentablemente quizás dejemos de lado (una vez más) las misiones…y no me refiero a las transculturales. Sé que no todas estamos llamadas a ir a otro país. Por tanto,  ahora no es ese tiempo ni tampoco llegará después.

Pero ahora sí es el tiempo de que atienda Su llamado.  Tenemos que admitir que hemos creído y vivido una mentira. Si fuéramos honestas con lo que en verdad creemos, nuestra declaración de fe debiera incluir: “Creo que Jesús murió y pagó por mis pecados para traer gloria a Su nombre y satisfacción a mi alma. Además, para definitivamente NO ir a las misiones….”

Y como consecuencia de esa mentira, nos hemos conformado con:

a)      Vivir una vida moralmente correcta: en algunos casos, especialmente frente a nuestros compañeros de trabajo (apartarnos cuando tocan temas sexuales; no tomar alcohol; saludar con un “Dios los bendiga hoy”, compartir un versículo bíblico esporádicamente; que sepan que voy a la iglesia y trato de vivir como Dios manda); o,

b)     Vivir un cristianismo dentro de las paredes de la iglesia y del hogar (mantener un devocional; servir en áreas “cómodas”; amar a nuestros familiares; asistir a la iglesia y saludar allí a los nuevos visitantes; tener relaciones de mentoría).


No me malinterpretes, si estás haciendo todo eso, ¡continúa haciéndolo!


Pero, por lo menos personalmente creo que ¡ahora es el tiempo de más!

 

Ahora es el tiempo de darnos a los demás; sé que te parecerá extraño… imposible o hasta exagerado. Pero somos llamadas a servir. Quizás el llamado que “NO tenemos” es irnos fuera del país; pero SÍ tenemos el llamado de imitar a Cristo ahora.

Ahora es el tiempo de involucrarnos. Sacrificar nuestra comodidad, dinero, lujos, deseos, bienestar por el de los demás. Sacrifiquemos nuestro descanso para bendecir a otros. Valdrá la pena.

Ahora es el tiempo de exponernos. Buscar algún ministerio que sirva fuera de las cuatro paredes de nuestra iglesia y sacrificarnos por personas que el sistema pecaminoso de este mundo aplasta, denigra y trata de ocultar.

Existen ministerios tanto internacionales como locales que necesitan más que la simple ayuda económica: la ayuda presencial. Necesitan obreros, porque la mies es mucha.

Recordemos que somos parte de la minoría mundial con todas sus necesidades básicas cubiertas (agua, alimento, ropa y techo). Abramos los ojos a la gran necesidad de sana doctrina y de justicia social que hay en lugares recónditos (y no tan recónditos) en nuestros países.

Ahora es el tiempo… en que el ser testigos en Jerusalén signifique sacrificarnos para llevar la gloria, bondad y majestad de Dios a quienes lo necesiten.

Si la razón por la que no vamos de misiones a otro país es porque entendemos que Dios nos ha llamado a servirle en el nuestro: empecemos a hacerlo. Ahora es el tiempo.

Una frase de Amy Carmichael  lo resume así "El trabajo misionero es un grano de arena, el trabajo que aún queda por hacer es una pirámide... admítelo. Contempla y escucha a Dios. Luego ve, o deja ir, o ayuda a ir.... pero nunca, nunca, nunca pienses que nada menos que esto es estar ‘interesado en las misiones’."

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Carolina García Domínguez

Carolina García Domínguez

Cristiana, mujer, joven, profesora, Ezer (ayuda), crafter, amante de los libros, de pinterest, de las fotos lindas con mensajes buenos y amante de compartir con amigos. Vivo en busca de ser mejor en lo que hago cada día, sea lo que sea, para la gloria de mi Dios.