Día 1 | Prepárate para ser cambiada por la Verdad

True Woman 18 está a la vuelta de la esquina, nos emociona saber que serás parte, ya sea que vayas a Indianápolis o a través de la transmisión en vivo. Amiga, creemos que Dios tiene algo especial preparado para cada una de nosotras. Confiamos que Él quiere darnos libertad y nos quiere llenar como nunca antes cuando seamos lavadas por Su verdad.

Nuestra oración es que Dios toque cada área de tu vida que necesita de Su restauración y de Su gracia. Este devocional para preparar tu corazón es de 10 días; la meta es prepararnos para escuchar la verdad de la Biblia y que la creamos con todo nuestro corazón.

El tema de la conferencia de True Woman 18 es la libertad. No se trata de una libertad de religión o de expresión, sino de la libertad (pura, dulce, y liberadora) que solo se descubre en las páginas de la Verdad de Dios.

La vida en Jesús significa una vida en abundancia, una vida libre de esclavitud y cautiverio espiritual (Juan 10:10). 

Muchas personas buscan ser libres del estrés de la vida diaria y del miedo al futuro. La verdad es que tal vez, Dios no conteste nuestras oraciones como nosotras queremos, pero sí nos dará algo mejor. Nos da libertad del pecado y de la muerte; Jesús se da a Sí mismo. No hay garantía de que Su verdad cambiará nuestras circunstancias, ¡pero podemos estar seguras de que nos cambiará a nosotras!

Cuando nuestro Señor se paró ante la multitud en una sinagoga en Nazaret para leer de la ley, todos los ojos estaban fijos en Él. Habló las palabras del profeta Isaías y luego anunció que era el cumplimiento de la promesa del Ungido.

El Espíritu del Señor Dios está sobre mí,

porque me ha ungido el Señor

para traer buenas nuevas a los afligidos;

me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón,

para proclamar libertad a los cautivos

y liberación a los prisioneros;

para proclamar el año favorable del Señor,

y el día de venganza de nuestro Dios;

para consolar a todos los que lloran. (Isaías 61:1-2)

El ministerio de Jesús llega a los pobres en espíritu, a los quebrantados de corazón, a las almas cautivas, y a los esclavizados, para liberarlos por medio de su Palabra viva. La verdad del evangelio es el favor de Dios derramado sobre nosotras por medio de la vida, la muerte y la resurrección de Su Hijo, quien ahora mismo intercede por nosotras. Así que si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres (Juan 8:36).

La misión de Cristo no ha cambiado. Ayer y hoy, sólo Él salva. Solo Él perdona nuestros pecados. Solo Él es digno de nuestra alabanza y adoración. Solo Él hace todas las cosas nuevas. Pero sobre todo eso, Él quiere transformarnos para que cada área de nuestras vidas lleve la marca inconfundible de que le pertenecemos a Él. ¡No hay estafador o ladrón que nos pueda quitar nuestra identidad! Así que, amigas preparémonos para fijar nuestros ojos en Jesús y en la verdad del evangelio en True Woman 18.

Hazlo Personal:

Mira tu vida hoy. ¿Estás experimentando la vida abundante que Jesús vino a darte? ¿O estás simplemente sobreviviendo? Escribe una nota expresando tus deseos para los tres días que has apartado para buscar Su verdad en True Woman 18.

La Verdad de Hoy:

Jeremías 29:12-13, “Me invocaréis, y vendréis a rogarme, y yo os escucharé. Me buscaréis y me encontraréis, cuando me busquéis de todo corazón."

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Aviva Nuestros Corazones

Aviva Nuestros Corazones

Aviva Nuestros Corazones con Nancy DeMoss de Wolgemuth. Creemos que Dios desea producir un avivamiento y una reforma generalizada entre las mujeres del mundo mientras las llamamos a la libertad, plenitud y abundancia en Cristo. También confiamos que Dios continuará avivando corazones, llevando a las mujeres a abrazar la feminidad bíblica, mientras la animamos a:

  • Descubrir y abrazar el diseño y la misión de Dios para sus vidas.
  • Reflejar la hermosura y el corazón de Cristo al mundo.
  • Pasar el legado de la Verdad a la próxima generación.
  • Orar por un derramamiento del Espíritu de Dios en sus familias, iglesias, naciones y el mundo.

Recursos relacionados

Únete a la conversación