Día 2| El poder de las palabras | Viviendo las consecuencias

Día 2

Viviendo las consecuencias

“La lengua apacible es árbol de vida, más la perversidad en ella quebranta el espíritu.” Proverbios 15:4

Nuestras palabras pueden hacer un daño enorme. Aun una palabra no pensada tiene consecuencias. Proverbios 15:4 nos recuerda que las palabras sanas dan vida. Es difícil creer que la misma lengua que habla esas palabras de vida es capaz de traer destrucción con palabras también.

Quizás escuchaste muchas de esas palabras destructivas en tu infancia… palabras que no has logrado olvidar. A pesar de que hoy sabes que no son ciertas, te duelen profundamente. Todavía puedes oírlas en tu corazón: Eres tonta. No vas a llegar a nada. Ojalá no hubieras nacido.

No podemos controlar las palabras que se nos dijeron. Pero podemos enfocarnos en las palabras que decimos a los demás. A veces se me hace fácil decir palabras al descuido o destructivas sin pensar cuando estoy con personas de mucha confianza. Cuando estoy con mi familia, una amiga cercana, o un colega querido bajo la guardia y digo palabras desmoralizantes, de impaciencia – palabras que hieren en vez de sanar.

Muchas veces estamos ciegos en cuanto a reconocer cómo nuestras palabras ofenden. Necesitamos pedirle al Señor que abra nuestros ojos para que podamos ver en qué manera nuestras palabras son hirientes o hacen daño. Que nuestras palabras dispensen gracia, bendiciones, y esperanza a los que nos rodean.

- Piensa en las palabras que has dicho en las últimas 24 horas-en casa, iglesia, trabajo, en el teléfono, etc… ¿Fueron tus palabras dadoras de vida o destructivas? Da un ejemplo de cada una:

- “Los sabios atesoran conocimiento, pero la boca del necio es ruina cercana.” (Proverbios 10:14). Pídele al Señor que te muestre cualquier ajuste que necesitas hacer en lo que dices o en cómo lo dices. Describe lo que Él ha puesto en tu corazón.

- ¿Alguna vez has lanzado palabras que hubieras preferido no decirlas? ¿Qué puedes hacer para recordarte que pienses antes de hablar?

- ¿A quién conoces que sopesa sus palabras cuidadosamente antes de hablar? ¿Cómo afecta esto la comunicación de esta persona?

  ----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com 

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor … leer más …

Únete a la conversación