El amor es una decisión diaria

En lo más profundo del corazón de cada mujer soltera se esconde el deseo de amar a alguien. Cuando ese deseo es frustrado por no recibir respuesta a nuestra oración de la manera en que esperábamos esa partecita de nosotras amante del control se fortalece y comienza a hacer sus propios planes.

Aunque hacer planes no tiene nada de malo, muchas veces éstos nos son más que una forma de mantener nuestra vana ilusión de control satisfaciendo el deseo oculto de controlar nuestras propias vidas.  Hacer una maestría, comprar un carro nuevo, mudarse de la casa materna. Quedémonos con esta última y vayamos un poco más allá.

Creo que no soy la única que ha pensado que no tiene que esperar al príncipe para mudarse al castillo, ya sabes de lo que hablo, ¿por qué tengo que sentarme a esperar al matrimonio para salir de la casa materna? ¡Soy una adulta y puedo mantenerme a mí misma! Y después de pensar en esto por mucho tiempo, de crear un board secreto en Pinterest para la decoración de mi apartamento de soltera, la respuesta bíblica del asunto llegó a mi corazón mientras preparaba la cena para mi familia...

La motivación oculta en mi deseo de mudarme independientemente de cómo quisiera disfrazarla era egoísmo. YO no quiero esperar más, YO quiero que las cosas sean como quiero, YO no quiero tener que vivir en un lugar que no cumpla con mis anhelos, YO no tengo por qué soportar nada más.

Había tanto yo en mis pensamientos que no me dejaba tiempo suficiente para entender que la recomendación de mis líderes de mantenerme en casa era el mejor consejo que podía recibir. No se trataba de mi deseo de construir un nuevo hogar sino de Dios construyendo el carácter de Cristo en mí. He aquí algunas de las verdades he podido ir viendo en la medida en que busco la respuesta bíblica a mi dilema.

1. Mantenerme en mi casa materna me ayuda a confiar en la provisión de Dios para mi vida.

2. El amor y servicio que necesitaré ya sea que me case o no, se cultiva al servir a otros (como la familia) y no al servirme a mí misma viviendo en un lugar en donde todo se centra en mí.

3. Lavar los platos que uno no ensució es el mejor entrenamiento para formar una familia, el servicio incluye lavar los pies de los demás.

4. Puedo seguir la lista por horas, es mucho lo que uno aprende cuando se rinde a la soberanía de Dios pero dejaré que la Palabra de Dios sea mi mejor argumento, ¿dónde si no en el contexto de la autonegación y el servicio a los demás puede crecer este tipo de amor?

4 El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. 5 No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor. 6 El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad. 7 Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.  (1 Corintios 13:4-7)

Mientras más leo estos versículos más se confirma en mi corazón que para sacarle musculitos al amor bíblico necesito algo que disculpar, algo que creer, algo que soportar, necesito que mi amor se ejercite diariamente y para eso, mi Padre bueno envía todo lo que necesito, colocándome en el mejor lugar para que eso suceda, mi familia.

Amada, no necesitas que el Príncipe Encantado llegue a tu puerta para amarlo y vivir felices por siempre, el amor es una decisión diaria, de negarte a ti misma y seguir los pasos de Cristo, y el príncipe llegará, cuando tenga que llegar, algunos dicen que cuando menos lo estés esperando. Seca las lágrimas de otra Navidad sin esa oración contestada y celebra el mayor amor  que nadie en el mundo pudiera recibir, la encarnación de nuestro Salvador.

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie Sánchez Díaz

Clara Nathalie vive en Santo Domingo, República Dominicana, por la gracia del Señor le sirve a tiempo completo. Trabaja en Aviva Nuestros Corazones como editora, analista de contenido y administradora de la página web. Sirve al Señor enseñado a mujeres a usar su creatividad a la hora de estudiar la Palabra en un ministerio llamado Diario Bíblico. Es parte del ministerio de Escuela Dominical en su iglesia. 

 

Únete a la conversación