El espíritu que vive en tu barriga

Por Carolina García Domínguez

“Gracias Dios por mi profesión” es la expresión que inunda mi corazón cuando tengo vivencias como la que comparto en esta reflexión.

Soy asistente de profesora de primer grado, y me encanta que en mi aula se dan conversaciones MUY interesantes entre mis estudiantes. Tal fue el caso de un niño quien dijo que le dolía la barriga, a quien luego del correspondiente interrogatorio: “¿ Qué comiste?, ¿necesitas ir al baño?, ¿dónde te duele?, ¿estás seguro que no necesitas ir al baño? y al final “bueno, si en 10 minutos te sigue doliendo avísame  y vamos a la enfermería”, la niña que se sienta a su lado lo mira y con su voz más dulce y femenina le dice “Creo que tu conciencia te está hablando”. Él, entre sorprendido y asustado exclama “¿Qué?”. A lo que ella responde textualmente, lo siguiente: “Tu conciencia...el espíritu que vive en tu barriga y que te dice cuando hiciste algo bien o mal”.

Realmente, no entiendo ni pretendo entender de dónde salió esta definición de conciencia, pero por más descabellada que parezca, me gusta bastante. 

Sabemos que nuestra conciencia no está en la barriga, pero sí creo que cuando somos cristianos, hay un Espíritu en nosotras que nos guía por la vida: El Espíritu Santo; nos alerta cuando hacemos algo bien o mal, y al cual debemos “escuchar”.  Al igual que ocurre con todo lo demás, el mundo que conoce Su Palabra, tergiversa esta verdad bíblica con la frase “Escucha tu corazón/ conciencia/ interior”. Y "si te hace feliz, pues está bien".

Si el Espíritu Santo mora en nosotras ese pensamiento no está del todo mal; la mentira está en que hay un  -TE- cuando debería ser un -LE-: “si Le hace feliz, al Espíritu de Dios, pues está bien”. 

Así que, tomando el consejo de mi estudiante, "escucha tu barriga más a menudo", pero asegúrate que esté sincronizada con ese Espíritu Santo que te enseñará todas las cosas:

“Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que os he dicho”  Juan 14:26.

“¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Pues por precio habéis sido comprados; por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” 1Corintios 6: 19-20.

“Pero cuando El, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir” Juan 16:13.

Al final, el dolor de barriga desapareció. Aparentemente no era nada de importancia.

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® 
www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad  al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor. Queda prohibida toda reproducción con fines comerciales

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Carolina  García Domínguez

Carolina García Domínguez

Cristiana, mujer, joven, profesora, Ezer (ayuda), crafter, amante de los libros, de pinterest, de las fotos lindas con mensajes buenos  y amante de compartir con amigos. Vivo en busca de ser mejor en lo que hago cada día, sea lo que sea, para la gloria de mi Dios :)

Únete a la discusión