El gran engaño | Dios aviva las naciones

Reyna, aunque creció en un entorno cristiano, no recibió una instrucción específica sobre la feminidad bíblica. Así que, al ir creciendo, prestó más atención a las enseñanzas del sistema que continuamente le repetía que, «entre más cosas consigas y más logros tengas, puedes definir tu valor como mujer». Para lograrlo, parte de su lista era, «Yo nunca me voy a casar y no voy a tener hijos», porque consideraba que interferían con sus planes. Ella nos cuenta cómo se transforma su corazón, pues no sólo encuentra un hombre conforme al corazón de Dios que la motiva a cambiar sus planes, además encuentra la verdad que la lleva a encontrarse con la feminidad bíblica.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre los autores

Aviva Nuestros Corazones

Aviva Nuestros Corazones

Creemos que Dios desea producir un avivamiento y una reforma generalizada entre las mujeres del mundo mientras las llamamos a la libertad, plenitud y abundancia en Cristo. También confiamos que Dios continuará avivando corazones, llevando a las mujeres a abrazar … leer más …

Lucy Reyna Orozco Meraz

Lucy Reyna Orozco Meraz

 

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a
 
su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios.
 
Ambos son Ing. Industriales y … leer más …

Únete a la conversación