El plan de Dios y el mío

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos -declara el Señor . Porque como los cielos son más altos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Isaías 55:8-9

Cuando iniciaba mis pasos en el camino de la fe, al llegar el último mes del año realizaba un listado de cosas y planes específicos que estaban guardados en mi corazón, éstos eran presentados al Señor en oración con la idea de que Él los escuchara y respondiera en Su tiempo. Al finalizar el año siguiente revisaba dicho listado y tachaba los sí del Señor y en una mezcla entre desilusión y esperanza pasaba en otra nueva hoja, los no.

Un día finalmente entendí que:

Aunque no es pecado hacer planes, sí lo es hacerlo con la motivación equivocada. (Leer Lucas 14:28).

  • Que no siempre los planes que hago con "la motivación correcta" son los planes que Dios tiene preparados para mí (Leer Proverbios 16:9 y Proverbios 19:21). 

  • Que no siempre la paz que me dan mis planes, es precisamente la paz que proviene de Dios. (Leer Filipenses 4:7).

  •  Para Dios nuestros deseos no le resultan secretos, porque conoce cada corazón y nos da a cada uno según nuestras obras (Leer Salmos 38:9 y Jeremías 17:10).

La historia ahora cambió, tengo una hoja en blanco para que el Señor escriba lo que Él ya determinó que pasaría en mi vida, lo cual sin duda me llevará a conformarme más a la imagen de Jesucristo y será para gloria de Su santo nombre. Ahora lo entiendo más claramente y le recuerdo a mi corazón lo que dice Dios en Su Palabra, cuando efectivamente me encuentro frente a Su voluntad, y más aun cuando esa voluntad no da respuesta favorable a mis deseos: "Así como son más altos los cielos que la tierra, así también los caminos de Dios y Sus pensamientos más que mis pensamientos"

Es mi deseo invitarlas este 2015 a orar al Señor para que nuestros corazones acepten con gozo Su voluntad, que roguemos a Aquél que todo lo puede por mucha gracia para perseverar cuando estemos pisando las huellas que dejó para cada una de nosotras. Y que antes de pensar en hacer esto o aquello, Su Espíritu Santo nos capacite para decir lo que dice en el libro de Santiago: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Yuliana Fragozo Bermúdez

Yuliana Fragozo Bermúdez

Por gracia, hija de Dios. Esposa de Andrés Aguilar, pastor en la Iglesia Cristiana Vida en Su Palabra en Riohacha, La Guajira Colombia. Como un precioso regalo inmerecido tiene un hijo llamado Samuel.  Posee el deseo de vivir siempre en su Palabra y servir al Señor compartiendo el Evangelio y el hermoso diseño de Dios a todas aquellas que Dios coloque en su camino.

Actualmente sirve como maestra en el ministerio de mujeres de su iglesia local y apoya a su esposo en la plantación de la iglesia cristiana Su Palabra es Verdad en la Ciudad de Valledupar, Cesar, Colombia.