¡900 años de resoluciones!

El primero de enero, quité el polvo de mi Biblia de lectura en un año y la abrí. El 5 de enero mis ojos estaban pasmados por la sorpresa de leer que Adán vivió 930 años (había olvidado que las personas vivían tantos años en esa época). En mis adentros, pensé "¿Puedes imaginar cuántas oportunidades de mejorar tendrías si pudieras hacer 800 ó 900 resoluciones de año nuevo?

Mi próximo pensamiento fue "Espera un segundo"! Me di cuenta que estaba creyendo que yo tenía el poder de cambiarme a mí misma, y que lo lograría si tuviera más tiempo (¡Cómo si el tiempo fuera mi más grande enemigo!). No me gusta pensar que soy mi peor enemiga. Que soy mala . Ciertamente no el tipo de malvada de Génesis 6:5-6:

Y el Señor vio que era mucha la maldad de los hombres en la tierra, y que toda intención de los pensamientos de su corazón era solo hacer siempre el mal. Y le pesó al Señor haber hecho al hombre en la tierra, y sintió tristeza en su corazón. (Énfasis añadido).

Tan fácilmente olvido las palabras de Jesús "Separados de mí, nada podéis hacer." Lo racionalizo y excuso hasta el punto en que "nada" significa "algunas pocas GRANDES cosas". Quizás te preguntes, si eso implica que no hice ninguna resolución este año. Por el contrario, amo las resoluciones de año nuevo (no porque crea que solo pueden hacerse en año nuevo). Soy fanática de vivir de manera reflexiva y con propósito.

De hecho, este año empecé a llevar un diario y pedirle dirección a Dios desde mediados de diciembre. El primero de enero-sentada en mi silla de 25 dólares comprada durante la venta por mudanza de Barnes and Noble-Dios me respondió justo a tiempo. Mi resolución de año nuevo (sí, la considero una sola resolución con 4 sub-temas):

  1. Resiste implacablemente la autocompasión.
  2. Con entusiasmo abraza la soltería como un regalo de Dios. ("Con entusiasmo" fue el gran estirón para mí).
  3. Confiarle a Dios mi vida amorosa.
  4. Dedicar toda la energía que hubiera puesto en pensar sobre mi vida amorosa en cultivar mi relación con Dios.

¿Qué pienso realmente sobre esta resolución de año nuevo? Que es totalmente del tamaño de Dios, completamente imposible y ¡sé de antemano que voy a caer! Pero he leído que "siete veces cae el justo y se levanta". También sé que soy profundamente amada por Dios, que Él tiene el poder que necesito para vivir cada día y que cuando caiga, Él me ayudará a levantarme.

¿Por qué comparto todo esto con ustedes? Entiendo que por un par de razones:

  1. Recordarte que NO PUEDES hacerlo por ti misma. Punto. Pero tienes un maravilloso Salvador que te animará durante todo el trayecto, te dará Su fuerza y te levantará cuando caigas.
  2. Animarte recordándote que NUNCA ES DEMASIADO TARDE para buscar lo que Dios quiere para ti-aunque el nuevo año haya empezado, o la nieve haya desaparecido del suelo, o pienses que has caído demasiadas veces.

¿Y tú? ¿Cuáles resoluciones de año nuevo hiciste? Si no hiciste ninguna, ¿le preguntarías a Dios cómo Él quiere cambiarte este año? (Me encantaría escuchar sus respuestas)

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Paula Hendricks Marsteller

Paula Hendricks Marsteller

Paula se graduó del Instituto Bíblico Moody en 2005 con una licenciatura en Comunicación Impresa. Dos semanas más tarde, ella comenzó a trabajar en Aviva Nuestros Corazones, donde actualmente se desempeña como Directora de Redacción y Editorial. Su primer libro, "Confessions of a Boy-Crazy Girl", está programado para ser lanzado septiembre de 2013. Cuando no está blogueando, la encontrarás su andar con gente que satisface su insaciable deseo de hacer preguntas.

Artículos relacionados

Únete a la discusión