Elisabet | Semana 3 | Los anhelos insatisfechos y la soberanía de Dios

La semana pasada compartimos sobre nuestras desilusiones y sobre cómo Dios ha ido obrando no sólo en nuestras vidas sino también en nuestros corazones. Esta semana estaremos viendo de una manera práctica cómo reaccionar cuando nos encontramos en medio de circunstancias difíciles, sin caer en la manipulación y aprendendiendo a dejar que Dios sea Dios. 

Todo lo que llega a nuestras vidas de una forma u otra, si somos hijas de Dios, es parte del plan de Dios para dar a conocer a Jesús al mundo. ¡Si tan solo pudieramos ver eso! Ojalá que cuando no podamos verlo, podamos permanecer confiando en su plan soberano. Dios tenía un plan y un propósito para la vida de Elisabet. Ella era un pedacito, una parte muy pequeña, de una imagen mucho más grande.

Para este estudio seguiremos conversando con Berenice Montes, Orfa Montes y Pamela Espinosa sobre las desilusiones y lo que significa rendir a Dios tus anhelos. ¡Acompáñanos! 

Entra al enlace y accede al video. 

Frases para meditar:

«La obediencia a Dios no es un medio para hacer que Él haga nuestra voluntad. No obedecemos a Dios para que Él nos haga la vida más fácil. Obedecemos a Dios porque Él es Dios, es soberano y es digno de nuestra obediencia».

«Las experiencias y dudas de Zacarías no importaban. ¡Dios estaba obrando! Dios era soberano sobre la esterilidad de Elisabet y Zacarías y Dios es, en última instancia, soberano en nuestras propias vidas».

«Recuerda que Zacarías y Elisabet fueron fieles en su compromiso con el Señor, aunque Zacarías tuvo un lapso temporal en su confianza a Dios y dudó de que Él pudiera cumplir su promesa. De la misma manera, nuestras cabezas pueden saber que Dios es soberano, pero nuestros corazones pueden dudar que Él tiene toda la autoridad sobre los desafíos que enfrentamos».

Profundiza más:

  • ¿Cómo crees que la constante exposición a las redes sociales y la forma en la que comparamos nuestras vidas con otras mujeres, contribuye a generar sentimientos pecaminosos y desilusión por lo que no tenemos?
  • ¿Cómo lidias en tu vida diaria con lo que dicen o piensan los demás en medio de tus aflicciones?
  • ¿Qué cosas prácticas puedes empezar a hacer para dejar a Dios ser Dios?

Recuerda:

El contentamiento no es lo mismo que estar en un estado «zen» o negar las desilusiones que han existido en nuestras vidas. Es llegar a la bifurcación entre la esperanza y la desesperación y escoger la esperanza; confiando en que Dios está trabajando en redimir nuestro sufrimiento para Su gloria. Esta es la elección que nos libera y nos lleva a Jesús.

¡No te olvides de dejarnos tus preguntas y compartir tus fotos con las hermanas que estás haciendo este estudio!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre los autores

Pamela Espinoza

Pamela Espinoza

Actualmente reside en la ciudad de Monterrey, México de donde es originaria y donde trabaja como maestra. Vive con sus papás y dos hermanos menores. Sirve como traductora voluntaria para el ministerio de Aviva Nuestros Corazones desde el 2015. Siempre está dispuesta a tener una buena conversación con una taza de café caliente, planear el siguiente viaje o salir a correr un sábado por la mañana.

Yamell Jaramillo

Yamell Jaramillo

Yamell es originaria de la República Dominicana, actualmente vive en la ciudad de Bogotá, Colombia. Ama la palabra de Dios, es firme en sus convicciones y vive apasionadamente la vida cristiana. Procura la prudencia, la sobriedad y la modestia, anhelando ser como la mujer de Proverbios 31.

Tiene un especial cuidado por aquellos a su alrededor y, por la gracia de Dios, su corazón está siempre presto a discipular y aconsejar a las mujeres de su entorno. Junto a su esposo Omar, estudia la Palabra, vive el señorío de Cristo, enseña el sabio consejo de Dios a otros y disfruta las bondades de la vida.
Forma parte del ministerio Aviva Nuestros Corazones, como encargada de contenido y administrando los blogs Mujer Verdadera y Maestra Verdadera.

Berenice Montes

Berenice Montes

Es originaria de Monterrey México, está casada con Luis Berlay, pastor de la Iglesia Bautista Genezareth en Guadalupe, N.L. con quien tiene tres hijos varones Timoteo, Pablo y Julio. Estudió pedagogía en la Universidad Cristiana de las Américas y ha colaborado como maestra en el ministerio de educación cristiana. 

Sirve en la iglesia enseñando a un grupo de mujeres. Tiene el deseo de seguir creciendo en la palabra y equipar a otras mujeres con recursos que les lleven a profundizar en las escrituras y ayudarlas a andar en la verdad. Su oración es vivir cada día bajo el Señorío de Cristo y ser conformada a su imagen.

Orfalinda Montes Martínez

Orfalinda Montes Martínez

Tiene 54 años casada y es originaria de Monterrey, N.L. Esposa del Diácono Luis Molina. Tiene 3 hijos varones casados y tres hermosos nietos. Por la Gracia de Dios sirve en su Iglesia Bautista Genezareth, con estudios para mujeres y colabora en el Ministerio de educación Cristiana y área de Consejería Bíblica.

Artículos relacionados

Únete a la discusión