Filtrado por Sus manos

“No entiendo lo que Dios está haciendo con esto.”

“No sé qué hacer con mi hija. Simplemente no somos compatibles.”

“No creo que pueda sobrevivir otro mes con nuestro presupuesto tan apretado."

 

Nancy Leigh DeMoss: Hay una verdad maravillosa que a veces nos resulta difícil entender. Y esa verdad es, que Dios no comete errores.

Otras personas pueden cometer errores serios que afectan nuestras vidas. Pero Dios siempre está llevando a cabo Sus propósitos eternos, los cuales no pueden ser detenidos por errores humanos. Si estamos en Cristo, nuestras vidas están en Sus manos, y nada nos puede tocar que no haya sido filtrado por Sus dedos de amor.

“Ahora que miro atrás, haber sido despedida de mi trabajo, era justo lo que necesitaba. Pero realmente no podía verlo así en ese momento.”

 

Nancy: Alguien dijo “La voluntad de Dios es la que yo hubiera elegido si supiera todo lo que Dios sabe.” Cuando estemos en la eternidad, veremos claramente lo que ahora solo conocemos por fe: ¡Ciertamente todo lo que Él ha hecho es bueno!

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es infeccioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias, y sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him).

Ha escrito diecinueve libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adorned: Living Out the Beauty of the Gospel Together. Sus libros han vendido más de tres millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.

Únete a la discusión