Guía para renovar tu identidad | Dios aviva las naciones

Katherine, pensaba que al graduarse como profesional alcanzaría la plenitud, pero no fue así, pensó entonces que el matrimonio se la brindaría y cuando comienza su etapa matrimonial, no solo no la encontró, sino que entró en conflicto, pues, por un lado, quería ser esposa y madre, pero, por otra parte, quería trabajar fuera de casa y seguir siendo abogada. Se sentía confundida y dividida. Katherine nos cuenta como alcanzó esa plenitud tan anhelada, además, una nueva identidad como mujer y un nuevo propósito.

Compartir el Amor

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Únete a la discusión