La impostergable misión de instruir a los hijos | Parte II

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y diligentemente las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Y las atarás como una señal a tu mano, y serán por insignias entre tus ojos. Y las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas.

Deuteronomio 6:6-9

Las madres debemos considerar el llamado de la instrucción como una tarea que no podemos pasar por alto.

Al igual que nosotras, nuestros hijos tienen almas y necesitan nacer de nuevo, o de otra forma perecerán, esto debe impulsarnos a instruirles. Debemos entender la necesidad de ser diligentes en esta tarea.

Una manera que nos resultó muy útil para el tiempo de instrucción fue iniciar un diario bíblico, por su dinámica y flexibilidad para trabajar las verdades de las Escrituras.

Aspectos prácticos para iniciar un Diario Bíblico con niños pequeños:

Procura apartar un tiempo cada día para enseñarles la palabra de Dios. (Hazlo con palabras fáciles de entender).

Cuéntale sobre el estado natural del ser humano, conversa sobre el pecado y la necesidad de un Salvador. (Pr 22:6)

Trata de ser paciente cuando enseñe para que no se desalienten. (Col.3:21)

Dispón de una Biblia, un cuaderno y colores. Una Biblia con ilustraciones es útil para captar su atención.

Habla de las verdades de la Palabra de Dios. Busca tener una conversación responsable, lo que le está enseñando no son fábulas sino realidades.

Si el niño sabe escribir puede escoger un texto y escribirlo en un cuaderno, pueden pintar un dibujo referido a la enseñanza que compartieron. (Dt 6:6-9)

En caso de niños pequeños que aún no saben escribir, pueden pintar un dibujo referido a la enseñanza que aprendió y las mamis le ayudan con la cita bíblica.

Y para aquellos bebés y/o niños que solo hacen garabatos, es igualmente importante que participen del tiempo de enseñanza bíblica. Es útil que tengan una Biblia para bebés y que se les pueda enseñar los primeros conceptos sobre Dios, ejemplo ¡Dios es Bueno! ¡Dios es Santo! ¡Dios creó todas las cosas! ¡Dios es Amor!

Por último, toma un tiempo para orar juntos, para que las verdades del Evangelio se graben en sus corazones. Las impresiones tempranas duran toda la vida.

Como dijo Spurgeon “No debemos descansar hasta que nuestros pequeños conozcan y confíen en el sacrificio consumado. Este es el conocimiento esencial y la clave de todas las demás enseñanzas espirituales”.

Levanta y da voces en la noche, en el comienzo de las vigilias. Derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor. Levanta hacia Él, tus manos por la vida de tus pequeños. Lm. 2:19

Anhelemos la conversión temprana de nuestros hijos y trabajemos incansablemente para ello.  Esta es una tarea que no podemos postergar.

 

 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Débora Dilge de Peralta

Débora Dilge de Peralta

Débora esta casada desde hace 16 años con Victor Peralta, Pastor de la Iglesia Cristiana de la Gracia, en Bahía Blanca, Argentina. Tienen dos hijos a quienes educan en el hogar y juntos como familia alojan niños con necesidad de abrigo transitorio, a quienes instruyen cada día con el deseo de imprimir el evangelio en sus corazones. 

Débora abrazó el llamado del ser esposa y madre a tiempo completo y dirige un estudio bíblico para madres en su casa donde concurren mujeres de diversas congregaciones, también enseña junto a otras mamás en la escuela bíblica de niños. 

Gozosa de servir como representante de Aviva Nuestros Corazones en su país, Débora siente un fuerte compromiso de extender y anunciar el diseño de Dios para las mujeres, animándolas a conocer la verdadera libertad, plenitud y abundancia en Cristo.