Lo primero

Día 2 Preparando el corazón para Mujer Verdadera 2017 “En Busca de Dios”

Levantándose muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, salió, y se fue a un lugar solitario, y allí oraba. - Marcos 1:35

Jesús había estado despierto hasta muy tarde la noche anterior, concluyendo un día intenso de actividades ministeriales. La gente demandaba Su atención; desesperados por sus necesidades, Lo presionaban constantemente mientras se esparcía la noticia de Su poder sobrenatural sobre los demonios y la enfermedad.  Y, aun así, al despuntar el alba, encontramos a nuestro Salvador en un lugar apacible, lejos de la multitud, buscando tener comunión con Su Padre Celestial. No se trataba de algo que Él “debía” hacer; era Su deleite supremo. En contraste, muchos creyentes buscan su “tiempo de quietud” con un sentido de obligación; cumplen con el compromiso de manera rutinaria, pero experimentan muy poco lo que en realidad es encontrarse con Dios.

Otros luchan con la regularidad; han fallado tantas veces, que se sienten tentados a rendirse—; o ya lo han hecho. Otros ni siquiera tienen una vida devocional y ni se imaginan de lo que se pierden. Y hay unos pocos cuyas vidas evidencian el dulce y rico fruto de encontrarse con Dios de manera regular.  La fragancia de sus vidas me hace anhelar conocerlo en una forma más profunda. Verás, más que un deber de la vida cristiana, el hábito de un devocional diario es una oportunidad increíble de conocer el Dios del universo.

De manera sorprendente, Él nos ha extendido a ti y a mí, una invitación para acercarnos a Él, a caminar humilde y confiadamente hacia el Lugar Santísimo, a entablar una relación de amor con Él cada vez más creciente.

Jesús dijo, Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba (Juan 7:37). Esta invitación es para almas sedientas. Es una invitación a venir a Él. Así que ven y bebe profundamente. Déjalo saciar tu sed, día tras día. Y luego observa cómo ríos de agua viva fluyen a través de ti para saciar la sed de aquellos a tu alrededor.

¿Piensas que una vida devocional es un deber o un deleite? Pídele a Dios que estar sedienta para que aumente tu deseo de disfrutar una comunión diaria con el Amante de tu alma.

Extraído de Un lugar apacible por Nancy DeMoss Wolgemuth.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es infeccioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias, y sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him).

Ha escrito diecinueve libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adorned: Living Out the Beauty of the Gospel Together. Sus libros han vendido más de tres millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.