Más que un evento | Miniserie: Una búsqueda continua

“Mirad cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía.” - Salmos 133:1

Las conferencias para mujeres no eran mi lugar predilecto. A pesar de que como cristiana entendía la necesidad de crecer en el conocimiento bíblico, nunca establecí como prioridad el juntarme con hermanas en la fe por todo un fin de semana para aprender la Palabra de Dios.

¡Cuán equivocada estaba!  El Señor me llevó a ver mi error hace ya varios años mientras asistí a una de las conferencias de Aviva Nuestros Corazones.  La semilla que fue sembrada en mí, transformó mi entendimiento de la feminidad bíblica, fruto que marcó un hito en mi caminar con Dios y en la restauración de mi matrimonio.

Ver un mar de mujeres, heroínas, esposas, madres, hijas, hermanas de diferentes partes del mundo con corazones dispuestos a ser avivados; en pie, listas para cumplir el propósito de Dios, ha sido una de las experiencias más asombrosas que he vivido.

Desde entonces me uno a ese ejército de mujeres que marcha con mira eterna para ser ministrada y ministrar a otras. Me he puesto como una prioridad el apoyar la obra que Dios está haciendo con la mujer de habla hispana en nuestros días.

¡Ahora es el tiempo de México! En la voluntad del Señor, la conferencia Mujer Verdadera 2017 se llevará a cabo en la ciudad de Querétaro, México con el tema: “En busca de Dios” los días 23, 24 y 25 de marzo. ¡Eso es ya!

Posiblemente tú, al igual que yo, dejas todo para última hora o no te sientes cómoda en las conferencias. Aquí quiero compartir contigo tres factores por los cuales pienso que debes asistir:

1) Tu corazón será avivado con la Palabra de Dios:   ¿ Te sientes seca espiritualmente? La mejor medicina para nuestras mentes es apartarnos y tomar un tiempo especial para ser expuestas a la sana doctrina de las Escrituras.  Cada una de las expositoras ministrará guiada por el poder del Espíritu Santo y con la espada de dos filos en mano para enseñarnos verdades que transformarán nuestras vidas.

2) Confirmarás que no estás sola: en ocasiones pensamos que somos las únicas enfrentando dificultades, pero al reunirnos como hermanas y escuchar los testimonios de otras, seremos edificadas en nuestra fe, ratificando que somos parte de un ejército que lucha cada día con armas espirituales para mantenernos firmes ante cualquier circunstancia, siendo sustentadas por Cristo. Hay promesa de bendición cuando en armonía nos unimos como un pueblo.

3) Esto no es solo un evento, es un movimiento: reunirnos es importante, pero lo que ocurra en nuestras vidas luego de la conferencia es aún más importante. Aviva Nuestros Corazones se encarga de ofrecer recursos cinco días a la semana que nos equipan y animan en nuestra devoción a Dios.

Descubrirás que asistir al evento fue solo el primer paso de tu integración a un grupo de mujeres que ha decidido decir: ¡Si, Señor! Y obedecer a Dios en cada aspecto de sus vidas. Lo aprendido se irá contigo a tu casa impactando tu vida y tus relaciones.  

Hermana, esto es más que un evento.

Ora, organízate, inscríbete y acompáñanos, serás grandemente bendecida.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Alejandra Cardoza de Slemin

Alejandra Cardoza de Slemin

Que la foto no te engañe, Alejandra es una pecadora que esta siendo transformada por Cristo y Su Palabra. Fue atrapada en la montaña rusa del matrimonio y la maternidad, re-definiendo el mandato de tomar su cruz y seguir a Cristo. Comprometida con discipular y aprender a deleitarse en Dios junto a otras hermanas. Con la ayuda del Espíritu Santo está mostrando que ser cuidadosa de su marido, casa e hijos es un regalo glorioso de Dios.  Esposa de su amado David Slemin y madre de 4 niños, juntos colaboran en la plantación de una iglesia en la ciudad donde viven en Canada.  Sus días son una mezcla de escuela en el hogar,  amamantar, cocinar,  limpiar la casa y en todo mostrar a Cristo. Alejandra ama la lectura, caminar en la montaña y servir en su comunidad.  Su misión es vivir una vida centrada en Cristo y compartir el evangelio con otras personas.

Artículos relacionados