Mi pasión suprema | Miniserie “Reflexiones del viaje de los 30 días del Manifiesto de la Mujer Verdadera”

Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. Apocalipsis 4:11.

Escuché de Dios desde pequeña, la mayor parte de mi familia se encargó de enseñarme sobre la grandeza del Creador y modelar ejemplos piadosos para mí. Siempre admiré a los siervos del Señor que rendían su vida por amor a Él y a los demás, dispuestos a sacrificarse por hacer Su voluntad. De forma inocente e ilusa pensé que al convertirme en adulta yo sería automáticamente así, como uno de ellos y que la gloria de Dios siempre sería mi todo.

Al crecer, en alguna parte del camino, mis objetivos y planes cambiaron de dirección, principalmente al sumergirme en diversas ideologías llenas de individualismo, materialismo, humanismo, feminismo y otros lamentables “ismos”.

Sucedió sutilmente a través de personas, libros, medios de comunicación, sociedad en general, mi naturaleza caída y por la educación, al decidir exponerme a filosofías huecas y erradas. No todos los contenidos que ofrece el ser “educado o culto” son convenientes para un individuo o para beneficio de una sociedad. Es necesario un filtro. He ahí la importancia de tomar siempre la Biblia como guía.

La educación es un claro ejemplo de cómo podemos tomar algo “bueno” y ponerlo en una posición inadecuada, en la posición de un ídolo, dando nuestro enfoque a lo que no lo merece. Tal cual fue mi caso. Me dediqué mucho a llenarme de vanos conocimientos y al hacerlo me di cuenta de qué cosas tan feas brotaban de mi corazón.

Cabe señalar que en aquel momento no me daba cuenta, yo me consideraba alguien “centrada, inteligente, madura y hasta humilde” ¡imagínate!, sentía que estaba “muy bien”, que era una “buena cristiana”, una “buena persona”, una "buena ciudadana", que sólo quería superarme cada día más...¿qué tendría eso de malo?.

Entonces, aunque pensaba que al crecer estaría enfocada en Él para siempre, en realidad no estaba tan cautivada por Su gloria, gran parte de mi vida y esfuerzos se trataban sólo sobre lo que YO quería lograr: por mí y para mí. ¡Cuánto orgullo y egoísmo crecían en mi interior!

En Su misericordia y a través de Su Palabra me ha abierto los ojos para ver qué tan centrada estaba en “MI” mente, “MIS” sueños, deseos, anhelos y metas, con un lente tan limitado a esta vida, para darme una oportunidad de centrarme en Él, quitar mi –yo- del centro para ponerlo a Él al mando de mi vida, considerando la eternidad en cada aspecto de ella.

Es maravilloso ver que la gracia, misericordia y benevolencia del Señor están ahí para darnos otra oportunidad cuando decidimos fijar nuestros ojos sólo en Él.

El libro “No desperdicies tu vida” de John Piper tuvo un impacto profundo en la vida de mi esposo y luego en la mía. Te animo a leerlo, ayudará a poner tu enfoque en lo eterno y que lo demás palidezca. Nos reta a vivir de tal manera que hagamos de la gloria de Dios NUESTRA ÚNICA PASIÓN.

La gloria de Dios no se compara con nada, es prácticamente imposible expresarla con palabras o comprenderla en su totalidad.

¿Es Su gloria tu pasión suprema? ¿Cuántas veces has puesto la vista en lo terrenal, dejándote deslumbrar por diversos brillos temporales, vanos e ilusorios? Yo, muchas.

Ahora quiero solamente enfocarme en Él, el único digno, el sol de justicia, quien da razón a mis días, el motivo de mi existencia. Hoy puedo decir que Él es mi objetivo, a quien corren mis pensamientos, mi pasión suprema, a quien he rendido toda mi vida, soltado las riendas, sometiéndome a Su voluntad.  No es sencillo y sobre todo no pretendo haberlo alcanzado ya, sino que prosigo a la meta, al supremo llamamiento que Él me ha hecho, decidiendo morir a mí misma cada día y encontrando vida real en Él.

¿Me contarías sobre ti? ¿Qué otros ídolos, intereses o pasiones tienes que rendir aún para enfocarte más en Jesucristo y colocarlo en la posición de tu pasión suprema? (puedes usar este video como ayuda para meditar en ello).

DÍA 1. ¿Has considerado hacer el Viaje de los 30 días a través del Manfiesto de una Mujer Verdadera? Te invito a que lo hagas, puedes sorprenderte de las cosas que Dios puede mostrarte al sumergirte en Su Palabra.

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Lucy Reyna Orozco Meraz

Lucy Reyna Orozco Meraz

 

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a
 
su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios.
 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus
 
prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera
 
posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse
 
en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo
 
sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y
 
la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino.
 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales.
 
@LucyReyna

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios. 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y  la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino. 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales. @LucyReyna