Nada ni nadie

Nancy DeMoss Wolgemuth: es natural que tratemos de llenar y satisfacer nuestros anhelos por medio de las personas y de las circunstancias. El problema es, que tanto las personas como las circunstancias nos decepcionarán.

Cuando las cosas no resultan como esperábamos, nos desanimamos. ¡Por esa razón, tantas de nosotras, lucimos siempre desanimadas!

Durante muchos años, yo buscaba que las personas y las circunstancias me hicieran feliz. Lo que se convirtió en el escenario perfecto para vivir desilusionada.

Cuando aprendí que los deseos más profundos de mi corazón no podían ser satisfechos por ninguna persona ni cosa, fui liberada. Las cosas se queman, se rompen; las roban o se pierden. Las personas se mudan de lugar, cambian o mueren.

Pero el salmo 16:11 dice que en la presencia del Señor encontramos plenitud de gozo. Puede que Dios no satisfaga todos nuestros …. Pero finalmente, tendremos satisfacción al conocerlo a Él.

¿Estás buscando la satisfacción de tus anhelos más profundos en algo o alguien que no sea Dios mismo?


 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es infeccioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias, y sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him).

Ha escrito diecinueve libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adorned: Living Out the Beauty of the Gospel Together. Sus libros han vendido más de tres millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.

Únete a la discusión