Pensando en las flores que lloran el día de la madre

Haz una pausa, te invito a hacer una visita conmigo al jardín de todas aquellas mujeres para las cuales el "Día de la Madre" no será un día perfecto (como los que presentan en T.V., rodeadas de amor y regalos) sino uno doloroso, en el cual se sienten débiles, tristes, marchitas, casi secas.

Podemos ser intencionales al compartir amor y empatía hacia quienes sufren en fechas significativas como éstas. Puedes ser una embajadora del amor de Cristo para aquellas que necesitan apoyo, aliento, descanso, ánimo, consuelo.

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en toda tribulación nuestra, para que nosotros podamos consolar a los que están en cualquier aflicción con el consuelo con que nosotros mismos somos consolados por Dios. 2 Corintios 1:3-4

Quizá hay alguna amiga cerca de ti que...

Se siente un fracaso como madre.
Parece tener todo para ser feliz pero está deprimida.
Hace poco quedó viuda y la maternidad la abruma.
Sus hijos son rebeldes.
Está sufriendo tanta soledad.
Tuvo una mamá abusiva.
Su mamá falleció hace poco.
Abortó y cada año se pregunta “¿cómo hubiera sido…?”.
Ella anhela casarse y ser mamá pero sigue soltera.
Tiene una enfermedad terminal, sabe será su último festejo.
Carga con tanta culpabilidad porque no llevó buena relación con su propia mamá.
Es estéril. Su alma duele al tener sus brazos vacíos.
Es mamá soltera y las cosas se han complicado mucho.
Sufre con nostalgia el nido vacío.
Perdió a su bebé.
Es adoptada y cada vez imagina cómo sería su mamá biológica y por qué la abandonó.
Está enferma y se siente una carga para sus hijos.
Está tras las rejas, o en un funeral, o firmando un divorcio…
No encuentra la salida y está considerando abortar

Seamos sensibles, miremos a nuestro alrededor y oremos por muchas mujeres cuyos diversos retos, sentimientos y circunstancias son más pesados esta época del año. Acompañémoslas en su sufrimiento de una manera sincera, práctica, a través de compañía, una carta, un regalo, una visita, oración.

Ayudémosles a enfocarse en CRISTO, y en:

1. La ESPERANZA que tenemos en Él.

Recordar que el sufrimiento es pasajero, todo en la vida terrenal es temporal y que tenemos la esperanza de una eternidad con el Señor, donde ya no habrá más llanto, tristeza o dolor (Apocalipsis 21:4).

2. El CONTENTAMIENTO que sólo Él nos brinda.

Mostremos con nuestra vida que se puede tener contentamiento sea cual sea nuestra condición (1 Timoteo 6:6) y que podemos dar gracias a Dios en todo (1 Tesalonicenses 5:18).

3. El AMOR con el cual nos viste.

Sobre todo: AMEMOS (1 Juan 4:7). Hagámonos presentes en la vida de quien está sufriendo. Llevemos una lluvia de amor a quien se siente molida, agotada, frustrada. Pidamos a Dios que Él nos guíe sobre cómo hacerlo bien.

Si eres tú quien se encuentra en alguna situación similar o peor, permíteme recordarte: Eres amada, tanto si te sientes fuerte y radiante, como si te sientes sola, cansada y marchita. Él te quiere sostener. ¡Eres una flor especial, no pierdas tu color y fragancia! Que el Señor sea tu fortaleza, Él te ve, te acompaña a través de todo, te ama. Permite que sea Él, tu todo, tu noble sostén. Quiero orar contigo igualmente si rebozas de gozo como si te sientes devastada. Esto también pasará. Sólo Jesús es el agua que puede saciar tu sed (Juan 7:37)”.

Hoy abraza a alguien que quizá nadie más abrazará. Sé una extensión del amor de Cristo, para que más personas puedan conocerle y amarle.

¿Cómo planeas ser de bendición a alguien que sufre, incluso en medio de tu dolor? ¿Cómo Dios a usado a alguien más para animarte en tiempos difíciles? ¿Cómo consolar con el mismo consuelo que hemos sido consoladas?

---¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso,
agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Lucy Reyna Orozco Meraz

Lucy Reyna Orozco Meraz

 

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a
 
su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios.
 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus
 
prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera
 
posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse
 
en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo
 
sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y
 
la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino.
 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales.
 
@LucyReyna

Reyna es esposa de Raúl Orozco, radica en Chihuahua, Chih., México. Juntos pastorean y educan a su hijo (JR) e hija (RG) en casa, siendo su deseo formarlos e instruirlos para la gloria de Dios. 
Ambos son Ing. Industriales y de Sistemas pero El Señor los llamó radicalmente, cambiando sus prioridades y deseos por completo para amarle y servirle a Él y a los demás, en toda manera posible dentro de su iglesia y comunidad. Es su deseo permanecer satisfecha en Cristo, enfocarse en lo eterno, deleitarse en Su palabra y animar a otras por cualquier medio posible a atesorarlo sobre todas las cosas. Disfruta en gran manera leer y escribir, tiene un corazón para las mujeres y  la familia, desea envejecer como una mujer de Tito 2 ayudando a otras en su camino. 
Regularmente comparte diversos recursos en su blog (LucyReyna.blogspot.com) y redes sociales. @LucyReyna

 

Únete a la discusión