Reiniciando: Buenas noticias en Romanos 1 y 2

¡Gracias por unirte a “Reiniciando”! Empecemos con Romanos 1 y 2. Debido a que Romanos es una epístola, te animo a leerla completa de una sola sentada, tal como lo harías con cualquier carta que recibas.  Compartiré los artículos durante esta semana, no para hacer exégesis con ustedes sino para compartir algunos pensamientos y palabras de ánimo.

Empecemos orando. Será suficiente pedir al Espíritu Santo que nos conceda gracia para entender lo que leemos y que satisfaga nuestro corazón con Su buena noticia.  Si lees algo que no entiendes, ora de nuevo pidiendo por sabiduría, profundiza un poco más, o deja esa porción a un lado mientras tanto. Algunas Biblias con comentarios pueden servirte de gran ayuda.

Todas tenemos un apetito insaciable por recibir buenas noticias. Antes esperaba que llegara el servicio de correo, me llenaba de esperanza cuando escuchaba que pasaba el camión. ‘Quizás hoy reciba buenas noticias’. Corría al buzón solo para encontrarlo lleno de material publicitario; o aun peor, de facturas.

En la actualidad, revisamos constantemente nuestro correo electrónico, Facebook, Twitter, mensajes de textos y noticias virtuales para ver si encontramos buenas noticias, o por lo menos algo para romper nuestra monotonía.

Generalmente, no hay más que risitas ocasionales, o un ‘bueeeno, eso luce interesante’; o, más frecuentemente, ‘Nos importa que hayas probado un nuevo champú hoy’ ¿por qué? Parece que reviso estas páginas buscando algo que alegre o satisfaga mi corazón. Pero siempre termino vacía. Y no creo que esté sola.  

El Señor entiende nuestro anhelo de recibir buenas noticias; Proverbios 15:30 nos dice “La luz de los ojos alegra el corazón, y las buenas noticias fortalecen los huesos”, así mismo, 25:25 lee “Como agua fría para el alma sedienta, así son las buenas nuevas de una tierra lejana”.  Yo necesito ese refrigerio. Mi alma está sedienta de esa agua fría.

Aquí hay algunas buenas noticias para ti: No tienes que esperar por el cartero. Hay una fuente de refrigerio disponible para ti, ahora mismo.

Las malas y buenas noticias que no esperabas:

Pablo se vio a sí mismo como esa voz proverbial de “buenas nuevas de una tierra lejana” para la iglesia en Roma y por extensión a todos nosotros. Los titulares de esas buenas noticias están grabados en Romanos 1:16-17:

Porque no me avergüenzo del evangelio, pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree; del judío primeramente y también del griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe; como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

El punto primordial de Pablo en Romanos es ayudar a entender y creer el Evangelio, las buenas noticias: que todas las demandas de Dios fueron satisfechas por Jesucristo, Su Hijo. Él quiere que sepamos que el Evangelio es más que palabras sin vida. Cuando lo creemos, conlleva también el poder de transformar el corazón al asegurarnos que todos nuestros pecados son perdonados y que Jesús vivió perfectamente en nuestro lugar.

A fin de prepararnos para recibir y apreciar las buenas nuevas, Pablo inicia la carta con algunas malas noticias: ni el no religioso gentil (capítulo uno) ni el religioso judío (capítulo dos) han obedecido las reglas de Dios sobre la rectitud. Ninguno de nosotros llenamos el estándar. Es bueno que lo recuerdes cuando leas sobre la desobediencia tanto de los gentiles como de los judíos, para que no pienses que Pablo te está diciendo que debes esforzarte más en ser buena para ganar el favor de Dios. No, por el contrario, él está diciéndote que todos tus esfuerzos nunca serán suficientes. Una vez que entiendas esto, empezarás a sentir sed por las buenas nuevas, y en verdad te gozarás cuando te las traiga.

Te dejo con estas reflexiones: Hay una buena noticia, pero no la que estabas esperando. La buena noticia es que eres más pecadora e imperfecta de lo que jamás te atreverías a creer. Los capítulos uno y dos te lo enseñan. El resto de la buena noticia es que eres más amada y bienvenida de lo que jamás habrías esperado. , tal como demostrarán los capítulos del 3 al 8.

¡Así que vamos a leer y déjanos saber lo que estás aprendiendo!

Si solamente has leído este artículo de la serie, asegúrate de no perderte la introducción.

(Traducido y adaptado con permiso de la publicación en  https://www.reviveourhearts.com/true-woman/blog/reboot-good-news-in-romans-1-and-2/)


 

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Elyse Fitzpatrick

Elyse Fitzpatrick

Elyse y su esposo, Phil, han estado casados ​​casi cuatro décadas. Tienen tres hijos y seis nietos realmente adorables. Elyse tiene una Maestría en Consejería Bíblica, es la autora de 16 libros y es conferencista en retiros y conferencias. Junto a su esposo se congrega en Community Church Valley Center en el sur de California, donde él es un anciano.

Artículos relacionados

Únete a la discusión