Reiniciando: Romanos

Al regresar de una caminata en año nuevo, pasamos delante del jardín de nuestra vecina, quien en ese momento quitaba las decoraciones de Navidad. Nos preguntó cómo habían sido nuestras fiestas y si había hemos hecho resoluciones de Año Nuevo.  Le confesé que no había hecho ninguna, porque con mi edad, sé muy bien dónde terminan todas esas bien intencionadas resoluciones. Estuvo de acuerdo conmigo, pero dijo que todavía necesitaba afinar algunos asuntos en su vida. sonreí y pensé “Sí, y probablemente el próximo año rebobinarás nuevamente.”

Amo la idea del rebobinado, de empezar de nuevo. Amo tener una nueva identidad, ser la mujer que siempre he querido ser. Pero bueno, tengo 62 años, ya soy elegible para una pensión de la seguridad social, abuela de 6 pequeños, y la época de decidir qué voy a ser cuando sea grande, ya pasó.

Sin embargo, cada principio de año surge una esperanza perniciosa de que ese año será diferente. ‘Éste será el año que lo lograré, mostrándole a Dios y a quienes me rodean que soy una mejor persona’. Y luego, alrededor del mes de marzo o una fecha cercana, me doy cuenta que tampoco este año va a resultar.


 Reinicia Romanos

Quizás te preguntes por qué animar a un grupo de personas a unirse a lo que hemos llamado “Reiniciando: Romanos” durante esta semana. Permíteme decirte hacia dónde voy (y hacia dónde no):

Antes que nada, no creo en métodos de autoayuda. Tú no puedes hacer de ti misma, una nueva persona. Claro, puedes perder peso, emblanquecer tus dientes o hacer una nueva lista; pero no puedes transformar tu corazón. solo Dios puede hacerlo (Jeremías 13:23).

Segundo, sí creo que el tiempo que pasamos en la Palabra transformará tu vida a través del poder del Espíritu Santo. Esto es así debido a que el Espíritu Santo obra en tu corazón, dándote fe para creer la increíble verdad de Su Palabra. Pero en ningún modo significa que te estés convirtiendo en una mejor versión de ti misma. Por tanto, iniciemos este tiempo orando que tu lectura esté mezclada con fe. Porque cuando la fe se encuentra con la Palabra, hay transformación.

Tercero, unirte a “Reiniciando” no hará que Dios te ame más de lo que ya te ama. No vas a ganar puntos ni placas de mérito. ¿Por qué? porque si eres cristiana,

  • ¡Ya todo es tuyo! (1ª Co. 3:21);
  • De hecho, Dios te ama de la misma manera que Él ama a Su Hijo Amado (Juan 17:23);
  • Ya eres Su amada (Ro. 9:25).

Por otro lado, si todavía no eres cristiana, o hace mucho que dejaste de creer: Él podría amarte aún, por eso oro que Dios te conceda la fe para creer este maravilloso mensaje.

¿Cuál es el mensaje que oro que puedas recordar y creer? Nada menos que el Evangelio:

  • Que Jesús nos amó tanto que se dio a Sí mismo viviendo perfectamente y muriendo miserablemente como pecador, en lugar nuestro;
  • Que resucitó rompiendo el poder del pecado en nuestras vidas para justificarnos y hacernos libres de las demandas de condenación de la Ley:
  • Que todos nuestros pecados han sido perdonados y que delante de Él, somos declaradas perfectamente rectas.

Si crees por primera vez o sientes que tu corazón se enciende de nuevo frente a estas verdades durante esta serie de artículos, entonces me regocijaré junto con los ángeles en el cielo.

Estás invitada

Ésta es tu invitación: únete a leer a través de los capítulos de Romanos 1-8 durante esta semana. ¿Por qué Romanos? Porque Martín Lutero describió este libro como sigue:

En esta carta encontramos, la enseñanza más rica que debería conocer todo cristiano: el significado de la ley, el Evangelio, el pecado, el castigo, la gracia, la fe, la justicia, Cristo, Dios, buenas obras, amor, esperanza y la cruz.

Iniciaremos leyendo dos capítulos por día para culminar el Viernes Santo anticipando lo que celebraremos el domingo de resurrección. ¡Qué manera tan gloriosa de entrar en el gozo de la resurrección!  Además, podrías acompañarlo con la lectura de devocionales de mi libro “Comforts from Romans”.

De todas formas, mi esperanza es que tu fe en Cristo y todo lo que Él ha hecho por ti, crezca y produzca fruto en tu vida. Y que cuando inicie un nuevo año dentro de unos meses, puedas seguir descansando en Su amor por ti, sin necesidad de “rebobinar”.

(Traducido y adaptado con permiso de la publicación en https://www.reviveourhearts.com/true-woman/blog/romans-reboot/)

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Elyse Fitzpatrick

Elyse Fitzpatrick

Elyse y su esposo, Phil, han estado casados ​​casi cuatro décadas. Tienen tres hijos y seis nietos realmente adorables. Elyse tiene una Maestría en Consejería Bíblica, es la autora de 16 libros y es conferencista en retiros y conferencias. Junto a su esposo se congrega en Community Church Valley Center en el sur de California, donde él es un anciano.

Artículos relacionados

Únete a la discusión