Reseña del libro “Consuelos desde la cruz” de Elyse Fitzpatrick

Es seguro que para llegar a conocer a Cristo primero entendiste lo que se le llama el Evangelio, las buenas nuevas de salvación. En un momento en nuestras vidas Dios nos llama por nombre y nos hace Sus hijas por adopción. Dios nos amó y a través de ese amor nos limpió completamente de nuestros pecados y su consiguiente culpa; nos vistió y adornó con las vestiduras bellas y especiales de Su vida perfecta y ahora podemos proclamar que no hay ninguna condenación para los que están en Cristo Jesús. Tenemos el perdón de nuestros pecados por Su sangre y además Su vida perfecta cargada a nuestra cuenta.

El problema es que podemos creer esto intelectualmente sin que estas verdades hayan encontrado cabida en nuestros corazones y como consecuencia vivamos bajo el peso de la culpa y en esclavitud, y no a la luz de la gracia que se nos ha concedido.

Vivimos una época de muchas actividades religiosas, y podemos confundirnos en pensar que porque hacemos todas las cosas que los cristianos hacen estamos ganando la buena voluntad de Dios, y sin darnos cuenta procurando acumular puntos para vencer la culpa o la imagen de un Dios airado.  Y sin percatarnos hemos dejado atrás el personaje principal de nuestra salvación y de la bella historia de redención que queremos proclamar, a nuestro Señor Jesucristo.

Elyse Fitzpatrick en su libro “Comforts from the Cross” de una manera sencilla, en 31 lecturas, logra que encontremos consuelo en la cruz y que hagamos memoria y celebremos la gracia y el amor que tenemos en nuestro Señor y Dios. Todas las lecturas están centradas en el Evangelio y nos recuerdan en una forma fresca, Su encarnación, Su vida perfecta, Su muerte en nuestro lugar, Su ascensión al cielo y que vive para siempre intercediendo por nosotras y a su vez cómo esta información debe afectar nuestras vidas diarias.

Todo esto es nuestro a través de la fe y no necesitamos “hacer” para lograr avanzar en la vida cristiana porque ya nuestro Señor lo “hizo” todo.

En medio de tus afanes diarios sumérgete en la gracia que trae este pequeño libro que te recordará todos los días durante un mes, lo más importante, a Jesucristo y Su Evangelio, con el anhelo de que estas verdades meditadas te lleven a vivir la vida abundante que Cristo compró para ti.

----¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!----

Este artículo procede del Ministerio Aviva Nuestros Corazones ® www.avivanuestroscorazones.com

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Patricia de Saladín

Patricia de Saladín

Patricia vive en Santo Domingo, República Dominicana. Está casada con Eduardo Saladín, pastor de Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo en Santo Domingo. Actualmente dirige el Ministerio de Mujeres en su iglesia y le apasiona llevar el mensaje de la feminidad bíblica a las mujeres de habla hispana. Su anhelo es verlas conocer y abrazar la Verdad que las hace libres en Cristo.  Sirve en el ministerio de Aviva Nuestros Corazones como la voz de Nancy DeMoss Wolgemuth. Tiene tres hijos adultos, Rosalía (casada con Daniel), Sarah (casada con Nazario) y Eduardo Alfredo. Además, Dios le ha regalado cuatro nietos: Patricia, Daniel, Samuel y Nazario.