Sabiduría diabólica

Nancy DeMoss Wolgemuth: Nuestra cultura recompensa la ambición y convierte en héroes a quienes se esfuerzan más allá de su potencial por encima de todos los demás.

Perseguir la excelencia en todo lo que haces es algo bueno, pero debes preguntarte si estás motivada por ambiciones egoístas, que la Biblia llama diabólicas.

Santiago dijo “...si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis … Esta sabiduría no es …sino terrenal, animal, diabólica”. Stg. 3:14-15.

La solución es hacer todo por amor. La Biblia nos dice que el amor no tiene envidia. Si trabajamos arduamente, no debe ser para distinguirnos sobre los demás, sino porque hacemos lo que Él nos ha llamado a hacer con todas nuestras fuerzas debido a nuestro amor a Dios y el deseo de servir a otros.

Pide a Dios que examine tu corazón. ¿Estás motivada a hacer lo que haces por una ambición egoísta, o por un corazón de sierva y genuino amor por los demás?

Ayúdanos a llegar a otras

Como ministerio nos esforzamos por hacer publicaciones de calidad que te ayuden a caminar con Cristo. Si hoy la autora te ha ayudado o motivado, ¿considerarías hacer una donación para apoyar nuestro blog de Mujer Verdadera?

Donar $3

Sobre el autor

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth

Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado las vidas de millones de mujeres a través del ministerio de Aviva Nuestros Corazones y del Movimiento de Mujer Verdadera, llamando a las mujeres a un avivamiento espiritual y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y por Su Palabra es infeccioso y permea todos sus alcances, desde sus conferencias, y sus programas de radio (Aviva Nuestros Corazones, Revive Our Hearts y Seeking Him).

Ha escrito diecinueve libros, incluyendo Mentiras que las mujeres creen y la Verdad que las hace libres, En busca de Dios (junto a Tim Grissom), y Adorned: Living Out the Beauty of the Gospel Together. Sus libros han vendido más de tres millones de copias y están llegando a los corazones de las mujeres alrededor del mundo. Nancy y su esposo, Robert, radican en Michigan.

Únete a la discusión